Pese a que ya pasó un mes desde que se registraron los grandes incendios forestales en la zona centro-sur de Chile, son muchas las familias que siguen el proceso de reconstrucción. En ese sentido, el Serviu ha acreditado en el Biobío, que son 32 las familias que son dobles damnificados, puesto que perdieron sus casas tanto para el 27F en 2010 como ahora para los siniestros.

Las autoridades han explicado que este grupo no es prioridad, sin embargo, se trabaja rápidamente en que vuelvan a tener sus espacios, por lo que se estima en que dos meses más podrían estar terminadas sus nuevas viviendas.

Sobre las nuevas casas, la directora regional del Serviu, María Luz Gajardo contó que éstas seguirán la misma construcción que hay en el sector rural, respetando los espacios, los cuales bordearán los 80 metros cuadrados, con una cocina grande, una leñera o bodega y patio techado entre otros.

/Soy Concepción

/gap