Una grave denuncia dio a conocer la periodista Belén Roca Urrutia en contra del hasta hoy Seremi de las Culturas, las Artes y el Patrimonio de la Región del Maule, Camilo Salas.

La denunciante relató en El Desconcierto hechos que, en sus palabras, “eran un secreto a voces entre los estudiantes” de las carreras de Cine y Periodismo de la Universidad de Chile e incluyen episodios de acoso y violencia sexual en contra de compañeras, específicamente en fiestas y actividades sociales.

En el relato, Roca cuenta su propia historia en el contexto de una fiesta. Era el año 2012, cursaba tercer año de Periodismo en el Instituto de la Comunicación e Imagen (ICEI) de la Universidad de Chile. “Recuerdo que me aferré a lo poco de consciente que podía estar a las cinco de la mañana, luego de tomar toda la noche con las chiquillas y los chiquillos, para tirarle manotazos, como si fuese una mosca, al notar que estaba encima de mí, tratando de quitarme el vestido. Se alejó por unos minutos. Pensé estar a salvo. Volví a dormir. Volvió a la carga, esta vez más agresivo. Seguí aleteando y metiendo bulla, todo cuanto podía hacer. Suerte la mía de que otro hombre en el carrete despertó y se levantó a detenerlo. A él le hizo caso. Al despertar, horas después, noté que una de las tiras de mi sostén estaba rota”.

La periodista compara los caminos académicos y profesionales que tomaron ambos: ella dejó la carrera por el estrés que le significaba compartir con Salas, sumado a la incomprensión de su entorno, mientras que él asumió el cargo antes mencionado, en una ascendente carrera política al alero de su padre, Eduardo Salas, ex secretario general del PRI, quien a la vez es pareja de la subsecretaria de Bienes Nacionales, Alejandra Bravo.

Roca menciona además que este hecho fue denunciado a la ministra de Cultura, Alejandra Pérez, recibiendo sólo “evasivas como respuesta”.

/gap