El profesor Giuseppe Conte, designado este jueves por segunda vez para dirigir el gobierno de la alianza entre los antisistema y la extrema derecha en Italia, es un elegante abogado y profesor de derecho, una figura sin experiencia política y desconocida para la opinión pública italiana.

El líder de la formación antisistema Movimiento 5 Estrellas, Luigi Di Maio, y el de la ultraderecha Liga, Matteo Salvini, decidieron mutuamente excluir sus propias candidaturas a jefe de gobierno y acordaron presentar a una persona que garantice “el equilibrio” entre las dos fuerzas.

“Estoy muy orgulloso de este nombre, porque representa una síntesis entre la Liga y el M5S”, afirmó Di Maio.

Conte recibió este jueves de nuevo el encargo de primer ministro y presentó la lista de ministros que esta vez sí fue aprobada por el presidente de la República, Sergio Mattarella, como prevé la Constitución.