Bombas molotov y material para fabricar los explosivos. Eso fue lo que el alcalde de Santiago, Felipe Alessandri, junto con la intendenta de la Región Metropolitana, Karla Rubilar, aseguran haber encontrado al interior de la oficina del centro de alumnos del Instituto Nacional.

Inspección que las autoridades llevaron a cabo luego de los incidentes que se registraron durante este jueves en el frontis del recinto.

Y es que ayer los alumnos del establecimiento aludido realizaron una marcha hacia el Ministerio del Interior, con el objetivo de entregar una carta en rechazo a lo que ha sido el actuar policial en el Instituto Nacional.

Manifestación que inicialmente se desarrolló de forma pacífica, pero que luego derivó en enfrentamientos entre encapuchados y Fuerzas Especiales de Carabineros. Los primeros utilizaron material explosivo para intentar agredir a personal uniformado./gap