La columnista Teresa Marinovic dio su opinión sobre el movimiento feminista que se ha dado en distintas universidades del país, cuestionando las reales motivaciones detrás de las protestas que se han tomado la agenda durante los últimos días.

En entrevista con The Clinic, la analista aseguró que las alumnas son “niñitas que podrían ser mis hijas, que tienen mucha rabia dentro, y que encuentran en la causa feminista una excusa para expresarla. Mujeres con dolores profundos, pero que están lejos de entender la experiencia de la violación o del abuso sexual”.

Según explicó, “cualquier mujer que ha vivido esto de cerca, que ha acompañado a otra después de una violación o de una situación de abuso, sabe que hay que hacerlo con extremada delicadeza, sin estridencias. Una mujer abusada necesita sanar heridas profundas y recuperar la confianza, salir de la lógica de que el hombre es siempre un agresor, superar el miedo. ¿Te dio la impresión de que esa era la invitación del movimiento estudiantil? Definitivamente no“.

Asimismo, se refirió a la polémica frase del ministro de Educación, Gerardo Varela, quien habló de “pequeñas humillaciones” en el contexto estudiantil.

En esa línea, Marinovic expresó que “si las universitarias pretenden victimizarse, por ejemplo, por el hecho de que un profesor haga en clases un comentario desubicado o machista, yo sería más radical que el ministro: porque ni siquiera creo que eso califique como pequeña humillación“.

No fue la única defensa que hizo la columnista. Consultada por los tuits de Tomás Jocelyn Holt en contra de las mujeres que realizaron un topless durante la marcha feminista. La licenciada en Filosofía indicó que “no me parece grave. No es elegante, estoy de acuerdo, pero en fin, qué aburrida sería la vida si nadie se saliera un poco del protocolo. El humor tiene un poder sanador muy importante, y de nuevo, prefiero un exceso o una vulgaridad, a una prohibición

/gap