Cerca de las 11.30 horas llegarán hoy hasta las oficinas del Ministerio Público los diputados de Chile Vamos Paulina Núñez (RN) y Juan Antonio Coloma (UDI).

Los parlamentarios entregarán una carta dirigida al fiscal nacional, Jorge Abbott, para que se investiguen los eventuales vínculos que pudieron existir entre la empresa constructora brasileña OAS con exdirigentes de la entonces Concertación.

Esto, a raíz del artículo que publicó ayer Reportajes en donde se presentaron una serie de correos electrónicos entre el primer gerente general de OAS en Chile, Felippe do Prado Padovani, y el operador político Giorgio Martelli. En ellos, se evidenciaría que este último recibió pagos por concretar reuniones entre ministros de la expresidenta Michelle Bachelet y la empresa brasileña. Algunos de ellos apuntaban a los exsecretarios de Estado Sergio Bitar (OO. PP.), Marcelo Tokman (Energía) y Santiago González (Minería).

Por este motivo, en la carta que Chile Vamos le entregará al fiscal nacional y a la que tuvo acceso La Tercera, el oficialismo hace un llamado a seguir indagando en la recolección de nuevos antecedentes. “La mayor trama de corrupción que ha afectado a Brasil no puede quedar impune en nuestro país, tras conocerse estos nuevos antecedentes que vinculan a personeros que han ocupado los más altos puestos en nuestro país con esa empresa”, se indica en la misiva.

De esta manera, los parlamentarios agregan luego en el escrito que se debe “citar a declarar a los expresidentes señor Eduardo Frei y señora Michelle Bachelet; además de citar también a declarar a las señoras Laura Albornoz, Javiera Blanco y Paula Narváez, y a los señores Sergio Bitar, Marcelo Tokman, Álvaro Elizalde, Rodrigo Peñailillo, Giorgio Martelli, Alberto Arenas, entre otros, a fin de que puedan entregar nuevos datos con respecto a los antecedentes conocidos en las últimas horas en el caso OAS”.

En ese sentido, la diputada Núñez hizo un llamado a la fiscalía a no cesar en la investigación del caso. “Queremos decirles a las personas involucradas, desde expresidentes del PS y del PPD hasta exministros de Estado, que más allá de la eventual prescripción de los delitos, es necesario que la fiscalía los investigue”, sostuvo.

Por otro lado, sustentándose en el convenio de colaboración que existe entre procuradores de la región, los parlamentarios de Chile Vamos ingresarán a través de la fiscalía una solicitud a la Procuraduría General de Brasil para que accedan a la delación compensada del exdirector ejecutivo de OAS, Léo Pinheiro. De esta forma, los diputados pretenden que el condenado por el caso Lava Jato pueda entregar más información sobre los eventuales vínculos existentes entre la firma constructora y la campaña política de la expresidenta Michelle Bachelet.

Comisión investigadora

Será el diputado UDI Juan Antonio Coloma quien comience a contactar a los parlamentarios de Chile Vamos para coordinar en conjunto la constitución de una comisión investigadora OAS 2, para que se analicen los vínculos entre la empresa brasileña con exautoridades de gobierno y dirigentes de la centroizquierda.

“Vamos a analizar la posibilidad de iniciar una comisión investigadora OAS 2 para revisar todos los nuevos antecedentes existentes, porque acá no solo se trata de conocer los vínculos que se generaron entre esta empresa y las campañas de Michelle Bachelet y Marco Enríquez-Ominami, sino también la manera en cómo lograron penetrar al Estado de Chile con acuerdos y actuaciones muy poco claras y dudosas”, dijo Coloma.

Del mismo modo, el diputado Sebastián Torrealba (RN) -quien respalda la ofensiva- pidió públicamente a quienes sean citados a la instancia que comprometan su asistencia. “Les pedimos a todas las personas de la Nueva Mayoría que salen señaladas en este reportaje, a que accedan a ir a estas comisiones investigadoras y darnos la información necesaria para encontrar la verdad. Estos delitos están prescritos, pero todos los chilenos necesitan saber la verdad”, aseguró.

En abril del año pasado la entonces oposición -Chile Vamos- constituyó una comisión investigadora también por el caso OAS. Sin embargo, debido a la “negativa” de las autoridades citadas a participar -explican quienes promovieron la comisión-, la instancia no logró obtener nuevas conclusiones en el tema y se disolvió una vez que terminó el período parlamentario en marzo pasado.

En tanto, ayer la exministra del Sernam, Laura Albornoz, descartó a través de sus redes sociales haberse reunido en el pasado con algún representante de la firma brasileña OAS. “A los 50 años no me han diagnosticado alzhéimer y puedo afirmar, fehacientemente, que jamás he participado en cena, almuerzo, desayuno, happy hour o reunión alguna con esa empresa”, escribió.

/gap