Las fantasías sexuales están presentes en el imaginativo de cualquier persona, ya sea hombre o mujer. Son representaciones mentales creadas por el inconsciente lo que genera sensaciones placenteras. No hay límites, todo está permitido…

Según estudios realizados en la Universidad de Montreal, los hombres son más propensos que las mujeres a tener fantasías eróticas. Eso no significa que la mujer no sueñe e imagine situaciones en las que disfrutar de las sensaciones más placenteras.

Fantasías sexuales más comunes en mujeres

Por supuesto, dependerá de cada una de nosotras y de nuestros propios gustos. Aún así, compartimos una pequeña lista de las que se suelen repetir en nuestro imaginario sexual.

Mantener sexo con dos hombres a la vez: Esta fantasía incrementa nuestro nivel de excitación ¿Por qué será?

Tomar la iniciativa: Ser atrevida, comenzar y guiar un juego sexual de lo más placentero.

Someter a un hombre: Someterlo o tratarlo con rudeza. Algunas mujeres fantasean con atar a sus parejas o darle órdenes. ¡De lo más excitante para muchas!

Sexo casual con un desconocido: Sentirse irresistible para un hombre, perder juntos el control y mantener sexo en lugares inimaginables.

Sexo con un amor del pasado: Un reencuentro con un ex lleno de pasión y desenfreno.

¿Con qué fantasean los hombres?

Sexo con dos o más mujeres: Ser capaz de complacer a más de una mujer en el mismo acto sexual.

Ver a dos mujeres: Poder observar a dos mujeres teniendo sexo suele excitar a un gran número de hombres.

Que su pareja se masturbe para ellos: Observar como su pareja disfruta de su propio placer suele colarse en las listas de las mejores fantasías sexuales para muchos hombres.

Dominación: Crear juegos sexuales juntos en los que se incluyan looks de cuero o látex y demás elementos.

Tener sexo con alguna persona conocida: Puede ser una figura pública como una actriz, cantante, presentadora o incluso, ¡políticas!

¿En qué nos diferenciamos?

Las mujeres solemos ser más imaginativas y románticas. Añaden más emoción al argumento, lo que nos resulta de lo más excitante. Los hombres tienden a ser más visuales y tienen un papel más activo en su fantasía. Aunque comúnmente es así, no todos cumplimos con aquello que es común.

/psg