Guillermo Maripán entró en la historia de la selección chilena. El jugador del Alavés de España se convirtió en el primer defensa central que anota goles en partidos seguidos por la Roja.

El formado en Universidad Católica ya había marcado un gol en la derrota 3-2 ante Rumania, con un cabezazo tras centro de Diego Valdés a los 32 minutos.

Ahora, con otro golpe de cabeza, Maripán dio el triunfo a Chile ante Serbia en el minuto 87. Esta vez, el espigado central aprovechó un envío del recién ingresado Martín Rodríguez, desde la izquierda.

Elías Figueroa, Javier Margas, Waldo Ponce, Luis Fuentes, Pedro Reyes y Fernando Astengo, entre otros centrales, anotaron por la Roja pero no pudieron repetir el festejo en el partido siguiente. Guillermo Maripán sí lo hizo.