El Lehe Ledu Wildlife Zoo en la ciudad de Chongqing, China, ha dado un giro de 180 grados en la forma de visitar un zoológico.

En este zoológico la gente paga por ser encerrada en jaulas, mientras que los animales, entre ellos leones y tigres hambrientos vagan sueltos dentro del zoológico.

Según el servicio de prensa del zoo, la experiencia es emocionante, sirve para mostrar a los visitantes lo que se siente al encontrarse cara a cara con los depredadores, en lugar de verlos dentro de una jaula a una distancia segura.

Parece que la idea fue ampliamente aceptada, el zoo ya tiene vendida sus entradas para los próximos tres meses. Los visitantes son enjaulados en la parte trasera de un camión que deambula por el parque y es atacado por los felinos hambrientos.

Para hacer la experiencia, mucho más emocionante (por si te parecía poco emocionante…), enorme trozos de carne cruda están atados en los barrotes externos de las jaulas.

/gap