Donald Trump, y el líder norcoreano Kim Hong-un llegaron anoche a Singapur.

La cumbre del 12 de junio próximo entre ambos se realizará en el impactante Cappella Hotel de la isla Sentosa, en Singapur. Lo informó por Twitter la portavoz de la Casa Blanca Sarah Sanders, agradeciendo al Gobierno de Singapur por su “hospitalidad”.

La isla cuenta con 3,2 kilómetros de playas de arena

La isla cuenta con 3,2 kilómetros de playas de arena

La bella isla Sentosa (en malayo, Pulau Sentosa; que se traduce como “la paz y la tranquilidad”) es un destino turístico de excelencia en un espacio insular de cinco kilómetros cuadrados, hasta donde llegan cinco millones de personas al año.

El hotel queda a 15 minutos a pie de los Universal Studios Singapore y a 45 minutos en auto del Aeropuerto Internacional de Changi. Hay servicio de transfer de ida y vuelta a VivoCity y a la estación de MRT de Harbourfront

El hotel queda a 15 minutos a pie de los Universal Studios Singapore y a 45 minutos en auto del Aeropuerto Internacional de Changi. Hay servicio de transfer de ida y vuelta a VivoCity y a la estación de MRT de Harbourfront

Sus atracciones incluyen una playa de dos kilómetros de longitud, Fuerte Siloso (Fort Siloso), dos campos de golf, dos hoteles cinco estrellas -entre ellos el Capella- y el centro de ocio World Sentosa, que incluye el parque temático Universal Studios Singapore, a 15 minutos de caminata de donde se encontrarán Trump y Kim.

El restaurante The Knolls está abierto durante todo el día y ofrece platos locales e internacionales exquisitos. El Cassia, situado en un edificio colonial, sirve cocina china de gran calidad. Ambos restaurantes tienen terraza

El restaurante The Knolls está abierto durante todo el día y ofrece platos locales e internacionales exquisitos. El Cassia, situado en un edificio colonial, sirve cocina china de gran calidad. Ambos restaurantes tienen terraza

En el siglo XIX, la isla fue considerada importante porque protegía el paso al puerto de Keppel. Los planes para fortificar la isla como parte del plan de defensa de Singapur se habían elaborado ya en 1827, pero algunas fortificaciones solo se hicieron realidad hasta la década de 1880, cuando el rápido crecimiento del puerto había llevado a la preocupación por la protección de las existencias de carbón contra posibles ataques enemigos.

Durante la Segunda Guerra Mundial, la isla fue una fortaleza militar británica. Los británicos crearon piezas de artillería en Fort Siloso, hacia el sur, frente al mar en espera de un asalto japonés desde el mar. Sin embargo, los japoneses invadieron y finalmente capturaron Singapur desde el norte, después de haber hecho lo mismo con Malaya, ahora conocida como Malasia peninsular.

Tras la rendición de las fuerzas aliadas el 15 de febrero de 1942, la isla se convirtió en un campo de prisioneros de guerra, el lugar de reclusión de los prisioneros australianos y británicos.

Después de la rendición japonesa en 1945 y el retorno de Singapur a la dominación británica, la isla se convirtió en la base del Primer Regimiento de la Artillería Real (primera SRRA) en 1947.

En la década de 1970, el Gobierno local decidió desarrollar la isla como un destino turístico para los visitantes locales y foráneos.

La isla se encuentra a solo medio kilómetro (un cuarto de milla) de distancia de la costa sur de la isla principal de Singapur. Es la cuarta isla más grande del país (excluyendo la isla principal), con un 70% cubierta por la selva, que es el hábitat de lagartos, monos, pavos reales, loros, así como de otros tipos de fauna y flora nativas.

(Fotos: Booking.com)

(Fotos: Booking.com)

La isla cuenta con 3,2 kilómetros de playas de arena blanca, pero considerables porciones de tierras ganadas al mar están siendo añadidas paulatinamente a Sentosa.

/gap