Solange Lavandero, cuñada de Óscar Galindo, carabinero fallecido este miércoles tras recibir dos disparos en la cabeza en la comuna de La Pintana, se refirió,  en representación de la familia, a la muerte del policía.

“Muy difícil en este momento tratar de expresar lo que sentimos como familia y también como Carabineros. Mi hermana, en estos momentos no se encuentra en condiciones, y yo tampoco, pero yo creo que alguien tiene que salir nuevamente a alzar la voz y decir que ‘ya basta’”.

La mujer, también funcionaria de la institución policial, afirmó que “nos hemos sentido muy apoyados por la familia de Carabineros, pero también siento que las falencias se mantienen y se agravan. Mi cuñado, Óscar Galindo, falleció de una manera brutal”.

“Tuve, gracias a Dios, la oportunidad de verlo con mi hermana y que ella pudiera despedirse de él. Detrás de un carabinero hay una familia, hay hijos, hay señora (…). Creo que tengo la entereza en este momento de dar una declaración para decir que basta”, recalcó.

Según indicó Lavandero, el sospechoso del crimen “había sido detenido antes por lo que tengo entendido, y sin justificación dispara en la cabeza. Por favor, así como se lo dije al Presidente Piñera que estuvo con nosotros ahora en la tarde junto con sus ministros (…), les pido por favor que ya basta, que tratemos de dar una solución lo antes posible a esto, es muy doloroso”.

Según informó la familiar, tras un responso en Santiago, los restos de Óscar Galindo serán trasladados hoy a su tierra natal, Cañete, Región del Biobío.

/gap