Se están matando entre ellos, pero muchas veces esto significa que una bala loca le cae a una persona que no tiene nada que ver”.

Con esas palabras, la alcaldesa de La PintanaClaudia Pizarro, se refirió al problema del narcotráfico en la comuna tras la muerte de un funcionario de Carabineros que recibió dos disparos en la cabeza mientras realizaba un control de identidad.

Hoy día fue nuestro cabo, pero otras veces han sido menores de ocho años, niñas de seis años, han caído balas en los jardines infantiles, entonces nosotros decimos ‘basta ya'”, sostuvo Pizarro en conversación con Ahora Noticias.

En ese sentido, la edil enfatizó en que necesitan ayuda del Gobierno en materia de seguridad: “Luchar contra el narcotráfico no lo podemos solucionar ni el municipio ni carabineros por sí solos, nosotros necesitamos más ayuda del Estado. No es posible que nosotros estemos combatiendo con una baja dotación policial en esta comuna mientras el narcotráfico se apodera de viviendas, de niños menores y los mandan y entregan un arma, enfatizó.

Respecto al menor de 17 años que se entregó la noche de ayer miércoles asegurando ser el autor de los disparos que mataron al cabo 1ro, Pizarro declaró: “Este jovencito, que cumple 18 años, ya no es menor de edad, el año pasado estuvo detenido y estuvo pocos meses en la cárcel, sin embargo, lo mandaron a hacer trabajos comunitarios”.

/gap