El barrio de Ludueña, en Rosario, Argentina, está conmocionado por una brutal violación en manada a una menor de edad.

Una joven celebraba sus 15 años y en la misma fiesta de cumpleaños fue sedada con medicamentos y alcohol por su exnovio y luego fue abusada por al menos 10 hombres, entre los que hay menores de edad y también personas adultas.

La madre de la menor, llamada Milagros, se alarmó cuando no encontró a su hija en la fiesta y salió a su búsqueda. La joven de 15 años fue hallada dos horas después en la cercanías de su casa deambulando en schock y con el cuerpo todo ensangrentado.

“Estaba perdida en la calle, con el cuerpo ensangrentado”, aseguró un cercano a la familia al diario rosarino La Capital. Tal fue la brutalidad del ataque que la pequeña tuvo que ser operada de urgencia y ahora permanece en internada en terapia intensiva.

DENUNCIA

La propia víctima señaló a su exnovio como el principal culpable del ataque junto a varios amigos en que figuran mayores de edad. El principal denunciado, identificado como Facundo, se entregó a la policía.

Frente a la gravedad en que se encuentra la joven, ciento de vecinos se manifestaron frente a un cuartel de policía, pues hasta ahora solo hay un detenido. La protesta se salió de control y los efectivos policiales iniciaron una represión en la zona.

/psg