Miiko Albornoz fue uno de los puntos altos en la gira por Europa de la selección chilena. El jugador de Hannover se mostró contento por el desempeño de él y sus compañeros en los amistosos contra Rumanía, Serbia y Polonia, donde considera que se mostró como alternativa para el nuevo proceso de la ‘Roja’.

“Sabía que ahora tengo una gran oportunidad para mostrarme con el nuevo técnico y en estos duelos he mostrado mi juego”, explicó el lateral izquierdo en conversación con Fox Sport luego del empate 2-2 ante los polacos en Poznan.

A la hora de sacar conclusiones respecto de los partidos en el ‘viejo continente’, Albornoz consideró que “el balance es muy positivo, jugamos muy bien los tres partidos contra un equipos que van al mundial. Estamos muy contentos”.

Finalmente, a la hora de ser consultado por el gol, el ex Malmo confesó que “fue un golazo. Estoy muy feliz. Este gol se lo dedicó a mi mamá que estuvo de cumpleaños el cuatro de junio”.

Por Ignacio Soto Bascuñán