Una emergencia se registró en el sector Ñuble Alto en la ciudad de Chillán, cuando un menor cayó a un pozón de regadío, lo que afortunadamente tuvo buen final.

El niño paseaba en el sector con su madre cuando se acercó al lugar para jugar con unos patos que se ubicaban allí.

En ese momento, cayó al agua, siendo rescatado por su progenitora y dos motociclistas que pasaban por el lugar y que se detuvieron a prestar ayuda.

Del agua, el menor salió desmayado, pero por fortuna su madre sabía de primeros auxilios. Las maniobras surtieron efecto y el infante fue reanimado con éxito.

Carabineros llegó al lugar, trasladando consciente al pequeño hasta el hospital de Chillán donde se le realizará el chequeo de rigor.

/Soy Chillán

/gap