Los premios Tony trascurrían con normalidad y se acercaba el momento de presentar aBruce Springsteen, uno de los artistas que sería premiado durante la gala. El actor Robert de Niro apareció en el escenario dispuesto a presentar al mítico cantante, pero su breve discurso tomó a los presentes desprevenidos.

Sin muchos miramientos ni diplomacias, el protagonista de Taxi Driver dijo: “Solo quiero decir una cosa: fuck Trump”. Rápidamente los presentes ovacionaron a De Niro y aplaudieron su mensaje claro y conciso, mientras la CBS – señal encargada de la transmisión –  procuraba (tarde) poner un beep en la boca del actor al momento de pronunciar el insulto.

Una vez hecho su descargo, De Niro presentó a Springsteen formalmente, y lo elogió diciéndolo que nadie “rockeaba como él”, y que valoraba cómo Bruce siempre luchaba, en sus propias palabras, “por la verdad, la transparencia y la integridad del gobierno”.

/gap