La relación entre el rock y el Mal se encuentra desde los mismos orígenes de este movimiento musical, en la década del 50′, cuando artistas como Elvis Presley o Jerry Lee Lewis fueron duramente atacados por la Iglesia Católica por supuestamente corromper a la juventud y difundir el presunto mensaje del maligno.

El blues, de hecho, ya había sido objeto de persecución por la mayoría blanca anglosajona norteamericana (los llamados WASP) que consideraba aquella música como decadente y peligrosa para la moral.

CC the-rolling-stones-mediumCC quema-de-discos-de-los-beatles

En los años 60′ y 70′, cuando John Lennon causó una conmoción pública en los círculos cristianos norteamericanos al declarar en el inicio de una gira por Estados Unidos que The Beatles eran más grandes que Jesucristo, lo que les supuso la persecución de grupos integristas cristianos y la quema pública de sus discos; y los Rolling Stones eran llamados por la prensa “Sus satánicas Majestades”, el rock siguió siendo acusado de difundir mensajes equívocos o malévolos, especialmente en determinadas canciones, canciones que serían calificadas por grupos fundamentalistas como “satánicas”, “malditas” o “malignas”, ya fuera por su letra o porque algunas de ellas contenían supuestos mensajes ocultos cuando se reproducían al revés. Estas son algunas de las más conocidas:

1) “Crossroad blues”/”Me and the devil blues” (Robert Johnson):

La leyenda dice que el mítico cantante, compositor y guitarrista Robert Leroy Johnson (1911-1938), conocido como el Rey del Blues del Delta y fallecido a los 27 años, vendió su alma al diablo en el cruce de carreteras de Clarksdale, Mississipi, a cambio de convertirse en el mejor guitarrista del mundo.

CC Johnson

Quienes lo conocieron afirman que Johnson era un guitarrista mediocre, carente del más mínimo talento, pero, tras desaparecer durante unos meses, volvió convertido en un maestro supremo de la guitarra y en el mejor bluesman de todos los tiempos.

Ahí comenzó la leyenda de que había vendido su alma diablo, algo de lo que el propio Johnson habló alguna vez. Seis de sus canciones, de hecho, hablaban del maligno, tal como “Crossroad blues” (“El blues de la encrucijada”), que Johnson grabó en noviembre de 1936 en San Antonio (Tejas).

En parte de su letra, Johnson canta: “Fui a la encrucijada y caí de rodillas, pedí al Señor, ten piedad, salva, por favor, al pobre Bob”, lo que para algunos era un relato de una experiencia terrible y real que Jonson pasó en un cruce de caminos, porque en su voz parece percibirse un terror absoluto. ¿Se encontró acaso cara a cara con el mismo diablo?

CC Johnson 2

En otra canción, “Me and the devil blues” (“Yo y el diablo del blues”), Robert Johnson canta: “Entierren mi cuerpo junto a la carretera, para que mi viejo y malvado espíritu pueda subirse a un autobús de la Greyhound y viajar”.

Robert Johnson murió el 16 de agosto de 1938, a los 27 años, presuntamente envenenado por un lío de faldas. Hay tres lápidas en Greenwood dedicadas a su memoria, sobre tres supuestas tumbas, aunque parece que ninguna es auténtica, pues se cree que el guitarrista, maldito por haber vendido su alma al diablo, fue enterrado bajo un árbol, sin lápida ni cruz, al lado de un cruce de caminos.

Video de Robert Johnson: “Me and the devil blues”:

2) “Sympathy for the Devil” (The Rolling Stones):

Esta canción de seis minutos y 18 segundos de duración, incluida en el disco “Beggars Banquet” y cuyo título significa “Simpatía por el diablo”, fue definida por la crítica como una samba rock, pues la adición instrumental de congas y maracas le dio un sonido tribal a la composición.

Grabada por los Rolling Stones en 1968 en los Olimpic Studios de Londres, su publicación y difusión le propició a la banda británica numerosos problemas al ser sus miembros acusados de adoradores de satanás.

CC simpatidiablo

El tema tiene la particularidad de que el cantante Mick Jagger canta la letra en primera persona, desempeñando el papel de lucifer, un personaje en apariencia educado, correcto y con buen gusto, que tras presentarse relata las infamias y actos de maldad que ha cometido en el transcurso de la historia de la humanidad.

La canción empieza con los versos: “Por favor, permíteme que me presente / soy un hombre rico y con clase / …si me conoces, ten algo de cortesía / y algo de buen gusto / usa toda tu bien aprendida lección / o destruiré toda tu alma”.

En los siguientes versos Jagger recrea la época de Jesucristo, la revolución rusa de 1917 y la Segunda Guerra Mundial: “…estaba ahí cuando Jesucristo / tuvo su momento de duda y dolor / me aseguré de que Pilatos / se lavara sus manos y sellara su destino… / observé con alegría / como tus reyes y reinas luchaban durante 10 décadas / por los dioses que ellos mismos habían creado… / andaba por San Petersburgo / cuando vi que era el momento de un cambio / maté al Zar y sus ministros / Anastasia gritó en vano… / conduje un tanque / tuve el rango de General / cuando la guerra relámpago rugía / y los cuerpos apestaban”.

CC mick_jagger___sympathy_for_the_devil_

Según explicó Mick Jagger, “saqué la idea de la canción de una vieja idea de Baudelaire. Creo, pero puedo estar equivocado. A veces, cuando hojeo mis libros de Baudelaire, no la encuentro por ninguna parte. Pero, en todo caso, fue una idea que saqué de la literatura francesa.

Y sólo tomé un par de líneas y las expandí. Me sorprendí cuando todo el mundo nos tildó de adoradores del diablo por esta canción. No tenía nada que ver con lo que yo había querido decir. El tema de la canción no era el satanismo ni la magia negra ni todas esas estupideces.

Era diferente. Antes habíamos jugueteado con esa imaginería… que era Satanic Majesties…, pero no estaba puesto en palabras… Lo que quiero decir es que no era lo que yo pretendía con «Sympathy for the Devil». Si uno lee bien la letra, no tiene nada que ver con la magia negra en sí”.

Video de The Rolling Stones: “Sympathy for the Devil”:

3) “Helter Skelter” (The Beatles):

Esta canción compuesta por Paul McCartney e incluida en el disco “The White Álbum” es considerada, debido a su agresivo sonido y crudeza sonora, una canción pionera que anunciaría futuras corrientes musicales como el Heavy metal y el Punk rock.

CC beatles Manson

La canción, cuyo título alude a un tobogán en espiral que se puede encontrar en los parques británicos y que McCartney asimiló al concepto de “Decadencia” (como alegoría a la decadencia de la sociedad occidental de finales de los 60′) representó un quiebre importante en la producción musical de los Beatles, pero el tema quedaría asociado a los atroces crímenes cometidos en el verano de 1969 por la Familia Manson (el más famoso el de la joven actriz Sharon Tate, entonces esposa del director de cine Roman Polanski y quien se encontraba embarazada de ocho meses y medio).

Charles Manson, el malévolo líder y fundador de la Familia, creía que los Beatles le hablaban a través de sus canciones, pues al escuchar “The White Album” pensó que el grupo británico le enviaba sutilmente una señal del fin del mundo.

De acuerdo con las investigaciones del fiscal Vincent Bugliosi, el fallecido multihomicida consideraba a los Fabulosos Cuatro como los cuatro ángeles del Apocalipsis e interpretó la letra de la canción como el augurio de una guerra racial entre blancos y negros que, según Manson, ya estaba ocurriendo, por lo cual empleó como lema el término “Helter Skelter” para referirse a lo que él consideraba el Apocalipsis, frase que de hecho fue escrita con sangre (“Healter [sic] Skelter”) en la puerta de la nevera de los LaBianca, asesinato dirigido por él personalmente.

CC Helter

Bugliosi reveló que para Manson esa canción representaba el “Armagedón”. “El día que encomendó el asesinato de Sharon Tate a sus seguidores, les dijo: ‘La hora del Helter skelter ha llegado’”.

El “episodio Manson” manchó a la canción de por vida, algo que sería analizado años más tarde por el guitarrista George Harrison, quien afirmó que “todo el mundo quiso aprovecharse del fenómeno Beatle; la policía, promotores, alcaldes y hasta los asesinos. Éramos el tema más comentado en el mundo y todos quisieron sacarle jugo fuera o no por nuestra culpa”.

Video de The Beatles: “Helter Skelter”:

4) “Stairway to heaven” (Led Zeppelin):

El aura de satanismo también persiguió en los años 70′ al famoso cuarteto inglés Led Zeppelin. La leyenda cuenta que tras la muerte del hijo de Robert Plant, cantante del grupo, este acusó a su amigo y guitarrista Jimmy Page, de su muerte, debido a las prácticas ocultistas que este realizaba.

Page, un gran diletante y seguidor de esos temas, admiraba a Aleister Crowley, para muchos, el más famoso practicante de magia negra del siglo XX. Page incluso compró la mansión donde vivió Crowley, habitándola entre los descansos de las giras del grupo.

CC Led Jimmy

Según la misma leyenda, esta mansión estaba maldita porque se construyó sobre las ruinas de una iglesia que ardió con los feligreses dentro, algo que supuestamente se demostró cuando en su interior falleció John Bonham, el talentoso baterista del grupo, quien, tras una noche de borrachera salvaje, falleció ahogado en su propio vómito.

Desde entonces algunos afirmaban que todos los integrantes del grupo habían vendido su alma al diablo, excepto Jones (el bajista del grupo), el único que no sufriría las desgracias que le sucedieron a los restantes miembros de la banda.

CC Led

Grabada en diciembre de 1970 y lanzada en 1971 como parte del álbum “Led Zeppelin IV”, la canción más famosa del grupo es sin duda “Stairway to heaven”, un clásico absoluto del rock y considerada como uno de los puntos más altos en la era de la música popular del siglo XX (las revistas “Guitar World” y “Rolling Stone” eligieron el solo de guitarra en La menor creado por Jimmy Page para esta canción como el mejor de la historia). Sin embargo, esta canción sería acusada de ser satánica, puesto que supuestamente cuando se reproduce hacia atrás, aproximadamente en la mitad de la canción, la letra dice “Oh here’s my sweet satan.

The one whose little path would make me sad, whose power is satan. He’ll give those with him 666, there was a little toolshed where he made us suffer, sad satan”. (Oh aquí está mi dulce satán. Aquel cuyo estrecho camino me hiciera triste, cuyo poder es de satán. Él le dará a aquellos el 666, había un pequeño cobertizo donde él nos hacía sufrir, triste satán”.)

Video de Led Zeppelin: “Stairway to heaven”:

5) “El Dorado” (Electric Light Orchestra):

Esta canción de 1974, compuesta por el cantante y guitarrista Jeff Lynne e incluida en el disco del mismo nombre, fue acusada por fundamentalistas cristianos de contener un mensaje satánico encubierto, pues los primeros versos del tema (“Here it comes, another lonely day, playing the game / I’ll sail away on a voyage of no return to see”) si se escuchaban el revés escondían supuestamente un supuesto y terrible mensaje: “He is the nasty one. Christ you’re infernal. It is said we’re dead men. Everyone who has the mark will live” (“Él es el único despreciable. Cristo, eres infernal. Se dice que estamos muertos. Todo el que tenga la marca vivirá”).

CC ELO-eldorado

Jeff Lynne desmintió posteriormente la acusación, afirmando que “no dice nada de eso. Cualquier persona que pueda escribir una canción y hacer que diga otra cosa al revés tiene que ser un genio, y yo no lo soy. Puedo afirmar categóricamente que somos totalmente inocentes de esas acusaciones. Todos somos tipos temerosos de Dios”.

Aunque después se demostraría que “El dorado” no incluía ningún mensaje grabado al revés, el siguiente trabajo de la Electric Light Orchestra, “Face the music” (1975), comenzaba con un mensaje grabado deliberadamente, a instancias del mismo Jeff Lynne, para mofarse de los que acusaban a la banda de ocultar mensajes malévolos en sus canciones. El tema de apertura, ‘Fire on hight’, era una pieza instrumental con fragmentos de ‘El Mesías’ de Handel que, reproducida al revés, escondía un frase que se escuchaba con perfecta nitidez pronunciada por el baterista de la ELO, Bev Bevan: “The music is reversible but the time not. Turn back. Turn back. Turn back. Turn back” (“La música es reversible, pero el tiempo no. Dale la vuelta. Dale la vuelta. Dale la vuelta. Dale la vuelta”).

CC elo-band

Video de ELO: “El Dorado”:

6) “Hotel California” (The Eagles):

Este clásico del rock grabado en 1976, de seis minutos y medio de duración, alcanzó el número 1 en América en mayo de 1977. Compuesta por el baterista y vocalista Don Henley, y los guitarristas Don Felder y Glenn Frey, la letra del tema hablaba, según sus autores, “del lado oscuro del sueño americano y el exceso en Estados Unidos”, especialmente el referido al uso de drogas duras. Sin embargo, la canción también se convertiría en objeto de controversia, ya que algunos medios de prensa echaron a rodar una bola que aseguraba que la canción era satánica, y aludía en su letra a un lugar bastante parecido al infierno.

CC Eagles

Los primeros rumores indicaban que el título “Hotel California” aludía al culto al diablo, pues supuestamente aludía a la dirección donde el famoso satanista Anton Szandor La Vey, quien se autoproclamó como el Papa negro o Papa oscuro, fundó en abril de 1966 la Iglesia de satán (California Avenue, en San Francisco).

Los extractos supuestamente satánicos de la letra de la canción “Hotel California”, escrita por Don Henley, se centraban sobre todo en la frase “They stab it with their steely knives, but ther just can´t kill the beast” (“Ellos le apuñalan con sus cuchillos de acero, pero no pueden matar a la bestia”), que aludiría, según algunos, a rituales satánicos de sacrificios. Otra frase de la canción decía: “He said “We haven´t that spirit here since 1969″ ” (“Él dijo:”No hemos tenido ese espíritu desde 1969″), que aludiría según algunos al año en el que se publicó la “Biblia satánica”, escrita por el mencionado satanista Anton Szandor La Vey.

CC eagles-hotel-california

También se aseguró que la canción escondía un explícito mensaje satánico en la frase “This could be Heaven or this could be Hell” (“Esto puede ser el Cielo o puede ser el Infierno”). Si esta frase se reproducía en sentido inverso, supuestamente se podía escuchar el siguiente mensaje: “Yeah, satan. How he organized his own religion / Yeah, well he knows he should. How nice!” (“Sí, satán. Cómo organizó su propia religión. Sí, él sabe bien que lo haría. ¡Qué maravilla!”).

Video de Eagles: “Hotel California”:

7) “Raining Blood” (Slayer):

Incluida en el álbum de 1986 “Reign in blood”, disco que se transformaría en un punto de inflexión para el thrash metal y que sería descrito como “el más duro de todos los tiempos”, esta canción habla sobre la religión y la lucha para derrocar el Cielo.

CC Slayer

La letra de la canción, cantada por nuestro compatriota Tom Araya, vocalista y bajista de la banda, asume el punto de vista de satanás, quien desea vengarse por haber sido derrotado por los legiones angélicas y precipitado desde el Cielo hasta los oscuros abismos del infierno: “…El cielo está enrojeciendo, se aproxima mi vuelta al poder./ Caen sobre mí las lágrimas carmesíes del cielo aboliendo las leyes de piedra./ Las almas de mi pasado traicionero son empaladas. Muchos han renegado de ellas, ya sólo son adornos que cuelgan. / Espero la hora de la venganza, ¡se os acaba el tiempo!/ Llueve sangre desde un cielo lacerado que derrama su horror y crea mi estructura. ¡Ahora reinaré con sangre!”.

CC Slayer CC

Otras de las canciones contenidas en el disco “Reign in blood” de Slayer también traerían polémica, como “Angel of death”, cuya letra hablaba del doctor nazi Josef Mengele y describía los actos ocurridos en el campo de concentración de Auschwitz, lo que le valió al grupo ser acusados de hacer apología del nazismo.

Video de Slayer: “Raining Blood”:

8) “The Number of the Beast” (Iron Maiden):

Incluida en el disco “The number of the beast”, lanzado al mercado en marzo de 1982, esta canción fue acusada de ser un solapado “himno de adoración al diablo”. La canción en cuestión comenzaba con una cita bíblica del Libro de las Revelaciones (“¡Ay de la tierra y del mar! / porque el diablo ha descendido a vosotros con gran furor/ sabiendo que tiene poco tiempo./ El que tenga entendimiento que calcule el número de la bestia/ porque es un número de hombre y ese número es 666”) y terminaba con las frases: “Volveré, regresaré / Poseeré tu cuerpo y te haré arder en las llamas/ Tengo el fuego, tengo la fuerza/ Tengo el poder para que mi maldad tome su curso”.

CC 1983-world-piece-tou-maiden

El bajista Steve Harris, principal compositor de este grupo metalero inglés, aclararía posteriormente que la canción no tenía nada de satánica y la había escrito después de tener una pesadilla tras ver la película “La profecía II” y leer el poema Tam O’ Shanter del escritor escocés Robert Burns (1759-1796). “Básicamente es una canción sobre un sueño”, aseguró:

Video de Iron Maiden: “The Number of the Beast”:

9) “Shout at the Devil” (Mötley Crüe):

Incluida en el álbum del mismo nombre, disco que vendería más de cuatro millones de copias sólo en Estados Unidos, esta canción de 1983, cuyo título título significa “Grítale al diablo”, fue criticada por grupos fundamentalistas cristianos por ser una supuesta pieza musical de inspiración satánica.

CC Motley_Crue-Shout_At_The_Devil-Frontal

La letra de la canción, cantada por el vocalista Vince Neill, habla poéticamente de satanás y de su nefasta influencia en la vida del hombre: ” Él es el lobo que grita solo por la noche / Él es la sangre que mancha el escenario / Él es la lágrima en tus ojos…/ Él es el cuchillo en tu espalda / Él es rabia / Él es el filo del cuchillo / Ah, está solitario en nuestras vidas”.

Video de Mötley Crüe: “Shout at the devil”:

10) “De Mysteriis Dom sathanas” (Mayhem):

El álbum debut de este grupo noruego de black metal, “De Mysteriis Dom sathanas” (1994), incluía la canción del mismo nombre, una siniestra pieza musical que fue definida por un crítico “como la música ambiente que uno escucharía al visitar los páramos del infierno”.

cc mayhem

Esta banda fue fundada en 1984 por el bajista Jørn «Necrobutcher» Stubberud, el batería Kjetil Manheim y el guitarrista Østein «Euronymous» Aarseth, pero el grupo sufrió varios cambios en su formación debido a la muerte y encarcelamiento de algunos de sus miembros. En 1991 el vocalista Dead, quien solía cortarse con cristales en los conciertos y se rumoreaba que enterraba sus ropas en cementerios y que tenía una bolsa con un cuervo muerto el cual solía oler antes de los recitales para sentir el hedor de la muerte, fue encontrado muerto por el guitarrista Euronymous con las muñecas rajadas y un tiro de escopeta en la cabeza. La primera reacción de Euronymous fue ir a comprar una cámara de fotos desechable para fotografiar el cadáver de Dead, que más tarde sería usado para la cubierta del álbum en vivo semi-oficial “Dawn of the Black Hearts”.

cc mayhem carátula

En 1993, el mismo guitarrista Euronymous sería asesinado por el entonces bajista, Varg Vikernes, provocando la momentánea disolución del grupo, que después se rearticularía con otros integrantes y que sería calificado por algunos críticos como la “banda más satánica de la historia”.

Video de Mayhem: “De Mysteriis Dom sathanas”:

/psg