El británico David Allen se enfrentó a David Howe en la categoría peso pesado y lo venció por nocaut. Sin embargo, lo que llamó la atención de esa pelea fue el pesaje previo en el O2 Arena de Londres.

El boxeador, también reconocido como “White Rhino”, se acercó a la balanza con un detalle que sorprendió tanto al público como a su rival, quien hasta intentó tocar sus partes íntimas.

Ambos posaron para la foto con una sonrisa y distendidos

Ambos posaron para la foto con una sonrisa y distendidos

El experimentado David Howe se presentó al pesaje reglamentario sin imaginar que su compatriota, de 24 años, le jugaría una broma al momento de enfrentarse para la foto promocional.

La ceremonia fue un show cómico desde el momento en que el joven Allen salió a escena. Con un calcetín dentro de su ropa interior, el púgil fue el bufón del evento y causó las risas del público y de su rival.

Después del pesaje, el luchador despejó cualquier tipo de dudas en su cuenta oficial de Twitter, al ser consultado por la veracidad de sus atributos: “Sí, tenía algo embutido en mis ‘boxers’. Una media, pero sólo una”.

/Infobae

/gap