El secretario ejecutivo de la Comisión Nacional de Seguridad de Tránsito (Conaset), Luis Stuven, calificó como tarea prioritaria mejorar las características de la licencia de conducir, que está atrasado tecnológicamente respecto de otros documentos oficiales, incluso si se lo compara con una tarjeta Bip!.

“Queremos trabajar en un tema de seguridad e ir implementando mejoras tecnológicas. Y con esto me refiero al manejo de información, necesitamos una base de datos única donde esté el registro de conductores y asociado a este, las multas, por ejemplo”, explica.

Sin aclarar la fórmula que buscará el Gobierno, Stuven plantea que “nos oponemos a que sea algo muy similar a lo que tenemos”, y afirma que la decisión se deberá tomar pronto, porque “si todo sale bien, con certeza y siendo conservador en el cálculo, podríamos estar dentro de dos años con una nueva licencia”.

El director de Conaset sostuvo, en un viaje a Argentina, que otra de las prioridades para Chile es un plan piloto de narcotest para conductores de vehículos, que mida la presencia de sustancias en el organismo a través de una muestra de saliva. Es algo que se está trabajando con el Senda y que “estaría operando en septiembre, aunque yo quiero ser un poco más realista: para las vacaciones, en enero, febrero”.
/gap