A pesar del escándalo provocado por sus nuevas condiciones de uso, WhatsApp va a seguir siendo una de las herramientas más empleadas por los usuarios para comunicarse. Porque 2.000 millones de internautas no se pierden de la noche a la mañana. Y porque, a pesar de su intención de empezar a compartir sus datos con empresas a partir del 15 de mayo, el servicio sigue ofreciendo el cifrado más seguro que existe; que es el que va de extremo a extremo. El mismo que emplea Signal y algo mejor, sobre el papel, que el que tiene Telegram de forma genérica.

A pesar de esto, como con todo en internet, la seguridad de la ‘app’ de mensajería propiedad de Facebook es mejorable. Así lo recoge, por ejemplo, el Instituto Nacional de Ciberseguridad (Incibe), que ha compartido a través de la Oficina de seguridad del internauta algunos de los ajustes que se deben realizar para ello.

Comprueba el cifrado

Cada chat que realizamos con otro contacto tiene un código de seguridad único compuesto por 60 dígitos. Su objetivo es confirmar que cualquier comunicación (llamadas o mensajes) que se realice en esa conversación está cifrada de extremo a extremo. Además, aperece recogido en un código QR.

Para comprobarlo, los dos usuarios deben estar juntos y hacer clic en nuestro nombre del contacto o en opciones (icono de 3 puntos), y después ‘Ver contacto’. Tras esto, habrá que seleccionar ‘Cifrado’ para ver nuestros códigos QR o los 60 dígitos. Luego, solo deberemos escanear el código para apuntar al dispositivo de nuestro contacto y verificarlo. Al escanearlo, nos aparecerá un tic de color verde, que confirmará que nadie está interceptando nuestros mensajes o llamadas con este contacto. «Es una forma de que los usuarios nos aseguremos de que nuestras conversaciones son seguras», afirman desde Incibe.

Activa la verificación en dos pasos

La autenticación en dos pasos en WhatsApp ofrece al usuario una capa extra de seguridad que puede impedir que un cibercriminal le robe la cuenta. En el momento en el que esté activa, cualquier intento de verificar nuestro número de teléfono deberá ir acompañado de un código PIN de 6 dígitos. Para habilitarla, solo tendremos que acceder a Ajustes>Cuenta>Verificación en dos pasos y seleccionar ‘Activar’. Entonces, tendremos que crear una clave de seis dígitos que nos sirva para autentificarnos.

En caso de que la necesite en algún momento y la haya olvidado, el servicio enviará un enlace a la cuenta de correo electrónico del usuario. «Si no conseguimos autenticarnos correctamente, la cuenta de WhatsApp podría bloquearse durante 7 días como medida de seguridad en caso de no autenticarnos correctamente», recuerdan desde Incibe.

¿Qué información quieres compartir?

WhatsApp permite seleccionar qué información queremos compartir con el resto de usuarios. Desde el apartado ‘Privacidad’, contenido en ‘Ajustes’ o ‘Configuración’, el internauta puede seleccionar quién puede ver su última hora de conexión, foto de perfil o estado. También es posible seleccionar los usuarios que le pueden añadir a un grupo y desactivar las confirmaciones de lectura. Es decir, el ‘tic’ azul que muestra que hemos leído un mensaje. «Si las desactivamos, únicamente habrá un tic gris y un doble tic gris para indicarnos que el mensaje ha sido enviado y recibido, pero nunca sabremos si el receptor lo ha leído», recuerdan desde Incibe.

Bloquea y reporta

En caso de que algún contacto nos esté dando problemas, o de que hayamos detectado que un tercero está intentando ‘hackear’ o robar nuestra cuenta de WhatsApp, lo mejor que puede hacer el usuario es reportar o bloquear a ese número. Para ello, solo tendremos que hacer ‘clic’ sobre el nombre del contacto y bajar hasta el final, donde seleccionaremos ‘Bloquear’ o ‘Reportar contacto’. «Desde aquí podremos también silenciar las notificaciones de este contacto. De este modo, silenciaremos cualquier actividad dentro del chat y no nos aparecerá en forma de notificaciones en nuestro dispositivo móvil. Es muy útil para grupos de WhatsApp con mucha actividad», dicen desde el Instituto Nacional de Ciberseguridad.

Elimina conversaciones

WhatsApp, como cualquier red social, hace las veces de cajón desastre en el que cabe toda la privacidad de un usuario. Por eso es importante vaciar chats o eliminar parte de los datos que contiene de vez en cuando. «De este modo, en caso de pérdida o robo de nuestro dispositivo móvil, nos aseguraremos de que terceros no puedan acceder a nuestras conversaciones, datos personales o archivos multimedia intercambiados con nuestros contactos», expresan desde Incibe a este respecto.

Para ello hay que ir a Ajustes>Chats>Historial de chats. Desde aquí podremos seleccionar ‘Vaciar todos los chats’ o ‘Eliminar todos los chats’. La primera opción nos permitirá limpiar un chat sin eliminar la conversación, mientras que la segunda la eliminará por completo.

Utiliza los mensajes temporales

La posibilidad de programar la autodestrucción de un mensaje es una de las novedades más interesantes que ha recibido la aplicación de mensajería durante los últimos meses. Gracias a esta opción, el internauta puede configurar una conversación para que todos los mensajes que envía a un contacto concreto desaparezcan al cabo de siete días. Sin embargo, hay que tener en cuenta que el otro usuario siempre podría realizar capturas de pantalla o realizar otro tipo de acciones para impedir que los chats desaparezcan.

Sea como fuere, para activar la opción únicamente hay que seleccionar al contacto pulsando sobre la conversación y buscar el apartado ‘Mensajes temporales’. Tras esto, seleccionaremos ‘Continuar’ y ‘Activados’ para habilitar la función.

Ojo con las descargas

En WhatsApp los archivos multimedia, como fotografías o vídeos, se descargan por defecto y se almacenan en el ‘smartphone’ por cuando los recibimos a través de un chat. Esto no solo provoca que el alamacenamiento del dispositivo acabe desbordado por culpa de un montón de información innecesaria. También puede facilitar que un cibercriminal ‘hackee’ el terminal mediante el envío de un código malicioso camuflado en un archivo. «Para evitar descargar algún archivo con malware, es recomendable modificar esta opción», afirman desde Incibe. Para cambiarlo, hay que ir a Ajustes > Almacenamiento y datos, y en ‘Descarga automática’ seleccionar ‘Ningún archivo’ en los apartados de ‘Descargar con datos móviles’, ‘Descargar con Wi-Fi’ y ‘En itinerancia de datos’.

Descarga tu información

Esta función permite solicitar información mediante un informe con nuestra configuración y los datos de nuestra cuenta de WhatsApp. «Es útil para conocer exactamente toda la información personal que hemos compartido con la aplicación, así como para disponer de una copia de nuestra configuración, grupos a los que pertenecemos, y otros datos como nombre, número de teléfono asociado, dirección IP de nuestra última conexión, dispositivos y sistema operativo utilizado, etc», apunta el Instituto Nacional de Ciberseguridad.

Para conseguirlo hay que ir a Ajustes>Cuenta> Solicitar info. de mi cuenta. Tras esto, hay que seleccionar ‘Solicitar informe’. Tarda, aproximadamente, 3 días en estar disponible.

/psg