Cada vez que tenemos un poco de fiebre, nos duele la cabeza o incluso algún músculo del cuerpo, recurrimos al siempre tan efectivo ibuprofeno. Sin embargo, recientes investigaciones han divulgado los riesgos que el abuso de este fármaco podría causar.

El ibuprofeno tiene sus riesgos

El ibuprofeno es uno de los fármacos antiinflamatorios que podría aumentar el riesgo de sufrir un ataque al corazón, según los últimos estudios del British Medical Journal. Para las personas que consumen este medicamento de forma regular, las probabilidades de sufrir un infarto pueden superar el 75 %.

Quienes ya posean problemas cardíacos deben tener especial cuidado con el consumo de ibuprofeno: «Lo mejor —en estos casos— es consultar con su médico y tratar de reemplazar el fármaco por otro menos invasivo y dañino al organismo», explica Catherine Sherwin, presidenta de la Asociación Estadounidense de científicos farmacéuticos, a la revista Redears’ Digest.

¿En qué situaciones afecta más el consumo de ibuprofeno?

Si bien los pacientes con enfermedades cardíacas son las más expuestas a los daños del ibuprofeno, hay quienes deberían cuidarse en determinadas situaciones. Presta atención y fíjate si estás en algunos de estos grupos:

Embarazo

Los estudios comprobaron que este analgésico puede dañar el feto provocando sangrados prolongados o incluso —en el peor de los casos— un aborto espontáneo. Es clave consultar a tu médico para que pueda recetarte un medicamento diferente.

Problemas intestinales

En estos casos, el ibuprofeno puede irritar gravemente el estómago y los intestinos. Incluso, podría llegar a reducir el flujo sanguíneo.

Infección Urinaria

Si sufres frecuentemente de una infección como esta, tomar este antiinflamatorio aumentará las complicaciones en el organismo.

Artritis

Consumir ibuprofeno teniendo esta enfermedad en las articulaciones no es recomendable. Las investigaciones demostraron que el fármaco causa, además, serios problemas gastrointestinales y cardiovasculares.

Asma

Los asmáticos tienen una seria sensibilidad demostrada al ibuprofeno y su consumo podría llegar a producir diferentes episodios de broncoespasmo, de acuerdo a David Craig, editor de American Pain Socierty en E-News.

Antes de beber alcohol o de un entrenamiento duro

Si por alguna razón, comienza a dolerte la cabeza antes de ir a una fiesta en la que sabes vas a consumir alcohol, tomar ibuprofeno para aliviar el dolor es un gran error. Un cóctel así podría provocar serias úlceras en el estómago.

Por otro lado, si eres de los que les encanta hacer ejercicio, trata de no abusar de este fármaco antes de embarcarte en un entrenamiento fuerte. A largo plazo, se podría producir un daño renal en el organismo.

Ahora, ya lo sabes. Ten cuidado con el consumo del ibuprofeno y siempre que puedas consulta con tu médico para que te recete un medicamento acorde a tu dolencia.

/psg