Las vacunas salvan vidas cada año y ayudan a combatir enfermedades, haciendo posible su control, eliminación e, incluso, su erradicación. Por esto, es de suma importancia considerarlas según la edad de nuestros niños y hacer seguimiento de las dosis que se deben administrar.

“La vacunación es la mejor herramienta para prevenir algunas enfermedades infecciosas y una de las medidas de salud pública que más vidas ha salvado a lo largo de la historia, por esto es importante estar al día con el calendario de vacunación de nuestros hijos”, explica Elizabeth Lyon, pediatra de Clínica Indisa.

Además, existen vacunas complementarias que también podemos administrar a nuestros niños con el fin de prevenir otras enfermedades.

Vacunas complementarias: consulta con tu pediatra cuándo se pueden administrar.
 Hepatitis A (dos dosis).
 Hepatitis A y B (tres dosis).
 Fiebre Tifoidea (una dosis).
 Varicela.
 Rotavirus.
 Neumocócica polisacárida.
 Antimeningocócica conjugada A, C, Y, W.
 Boostrix (mayor de 12 años).