Durante la tarde de este viernes el Presidente Sebastián Piñera participó en el inicio de la ronda policial extraordinaria realizada en la comuna de La Pintana.

El Mandatario llegó hasta el lugar en compañía del ministro del Interior, Andrés Chadwick, y de la alcaldesa Claudia Pizarro. Allí visitó el sitio donde la semana pasada fue asesinado el cabo primero de Carabineros, Óscar Galindo, quien recibió un disparo en medio de un enfrentamiento entre bandas rivales.

En su discurso, Piñera afirmó que “muchas veces escuché a la alcaldesa decir que la comuna estaba sola, que no estaba protegida, que estaba abandonada. Le quiero decir a usted alcaldesa y a todas las comunas, y especialmente a las más vulnerables del país, que ninguna va a estar sola o abandonada”.

Luego envió un mensaje a la policía uniformada, expresando su “admiración por el trabajo abnegado y sacrificado que yo he visto a lo largo de los años (…) salgan a proteger a los ciudadanos, siempre dentro del marco de la ley”.La ronda policial en La Pintana, donde participaron 1.100 funcionarios, formó parte de un megaoperativo con más de 10.800 carabineros desplegados en todo el país.

/gap