La mágica noche de San Juan tiene su origen en una fiesta pagana en la que los países nórdicos celebraban “Litha”, el solsticio de verano en el hemisferio norte, para ellos la noche más corta del año.

En España la festividad se cristianizó coincidiendo con la víspera de San Juan que se celebra el 24 de junio, ya que según la biblia, éste tenía 6 meses de diferencia de edad con Jesucristo, nacido el 25 de diciembre. Sin embargo, la noche de San Juan siguió manteniendo el misticismo de la fiesta pagana en la que se prendía una hoguera para darle más fuerza al sol y se creía que cosas extraordinarias podían suceder.

En Latinoamérica, la ceremonia española llegó para fusionarse con otras tradiciones o celebraciones que tenían aquí los pueblos originarios. En el caso de Chile, esto coincide con el We Tripantu, Año Nuevo Mapuche. En Chiloé, un territorio que mantuvo por años una fuerte influencia española, este rito es especialmente importante.

Aquí te dejamos rituales que puedes practicar para celebrar la noche de San Juan:

  1. El futuro según tres papas: Para saber cómo le irá a la persona en el amor o en el dinero, primero hay que colocar tres papas debajo de la cama: una sin pelar, otra a medio pelar y la tercera pelada. A media noche se saca una papa sin mirar. Si se escoge la pelada tendrá muchos problemas, a medio pelar no le irá mal, pero tampoco bien, si saca la sin pelar le irá muy bien.
  2. Invitar a un desconocido: Esta es una de las tradiciones que han desaparecido en Chile. Ésta indica que durante medianoche debes salir a la puerta de la casa, invitar al primer transeúnte a que pase y hacerlo parte del jolgorio.
  3. Bañarse en el mar: Si estás cerca de la playa, puedes realizar este rito sin problemas. La idea es darse un baño en la noche en el mar para obtener salud y eliminar las energías negativas.
  4. Fuente de agua: Si pones una fuente con agua, un espejo y dos velas blancas, verás aparecer lo más importante que se aproxima a tu vida.
  5. Los presagios de la tinta: A las 00:00 horas del 24 de junio, derrama tinta sobre una hoja de papel y dóblala dos veces. A la mañana siguiente abre la hoja y la tinta habrá dejado un dibujo parecido a las manchas del test de Rorschach y que al interpretar te entregará información sobre tu futuro.
  6. El nombre de tu futuro marido o esposa. Si quieres saber quién va a ser tu marido o esposa, entierra tres porotos, asignándole a cada uno el nombre de tres pretendientes. Aquel que amanezca más brotado revelará el nombre del futuro cónyuge. También se conocerá su identidad si se escriben tres papelitos con el nombre de tres pretendientes debajo de la almohada. Al día siguiente se debe escoger uno sin mirar.
  7. Asomarse por la ventana. Se dice que a la última campanada de las doce de la noche una joven soltera o un joven soltero se debe asomar a la ventana y verá pasar a su novio en persona.
  8. /gap