La ministra de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, Alejandra Pérez, fue quien solicitó la renuncia del abogado Munir Chahuán Akle, asesor jurídico de la cartera y también sobrino del senador RN Francisco Chahuán.

El pasado sábado, se comentó que él había sido desvinculado del cargo por la secretaria de Estado. Según El Mercurio, habría sido esa situación la que dio origen a la polémica frase del senador contra la ministra, quien dijo que debían “sacarla a patadas”.

Sin embargo, desde el Ejecutivo “salieron a explicar -en privado- que la propia ministra Pérez solicitó la renuncia a Chahuán, ya que este había trabajado en un cargo de confianza con la ex subsecretaria del Consejo de la Cultura y las Artes, Ana Tironi”.

Y agregaron que Pérez está “muy bien evaluada por el Presidente Piñera y el comité político”.

/gap