Oriunda de Wellington, la capital de Nueva Zelanda, esta rubia de 25 años posó para Playboy y dejó en claro en esta infartante producción la belleza inédita de las oceánicas. Y para hacerle honor a su apellido, esta “Conejita” nos dejó una espectacular sesión de fotos veraniegas, ahora que la época estival entra en sus últimos días en nuestro país:

 

 

/Infobae

/gap