Como si fuera una de las raras historias del programa “Caso Cerrado” que conduce por la cadena Telemundo, la doctora Ana María Polo enfrenta una demanda por el supuesto uso ilegal del nombre del segmento.

La abogada cubanoamericana, de 59 años, fue demandada por dos millones de dólares por los derechos del nombre del programa y por retirar más de medio millón de dólares de una cuenta, según reporte del diario mexicano “El Nuevo Herald”.

La demanda fue presentada por la exproductora ejecutiva del programa, Marlene Key, por el uso ilegal del nombre que asegura le pertenece, según le dijo el actor y periodista Erich Concepción, al programa El Arañazo online del canal Somos Miami TV.

En su revelación, Concepción señaló que cuando Polo estuvo enferma decidió transferir todas sus posesiones a nombre de Key.

Polo, quien es sobreviviente de cáncer de seno, decidió después echar de la producción del programa a Key y desde entonces el segmento televisivo ha perdido entre 40 y 45 por ciento en los niveles de audiencia, según el reporte.

La demanda fue presentada en 2016 y el caso aún se encuentra abierto. 

/gap