A más de dos años del ingreso del proyecto al Congreso, y en medio de manifestaciones de mujeres que se sumaron a la marea verde, comenzó en la Comisión de Mujeres de la Cámara de Diputados la tramitación de la despenalización del aborto hasta la semana 14 de gestación. Sin embargo, en el oficialismo dudan de que la intención sea apegarse a ese límite, pues consideran que, de esta forma, las mocionantes buscan alcanzar el aborto libre, “aprovechando el vuelito de lo que pasó en Argentina”, como dijo la diputada María José Hoffmann.

“Las quiero felicitar, porque han encontrado una vez más una fibra dolorosa para avanzar un paso más hacia el aborto libre”, dijo la parlamentaria de la UDI, asegurando que se ponen situaciones “duras” sobre la mesa para lograr el mencionada anhelo, aunque, según aseguró, “todas sabemos que el aborto no causa ningún alivio a la mujer ni a la persona que es eliminada”.

Desde la misma vereda, pero un tono más calmado, Ximena Ossandón (RN) comentó que acá las parlamentarias que dicen creer en la despenalización hasta la semana 14 “quieren pasar gato por libre”, porque considera que en verdad lo que se persigue es derechamente descriminalizar las interrupciones de embarazos a todo evento.

/gap