Japón logró vencer a Colombia 1-2 en una segunda parte donde aprovecharon la superioridad numérica que tenían desde el minuto 3.

Recién comenzado el partido contra Japón en el Mordovia Arena de Saransk, los nipones se fueron con ventaja en demanda del arco sudamericano, David Ospina le ganó el mano a mano a Yuya Osaka, pero el rebote le quedó a otro asiático.

El nuevo disparo pareció ser repelido por Carlos Sánchez a primera instancia, pero el árbitro esloveno Damir Skomina estuvo atento para sancionar la mano del colombiano y de paso expulsarlo.

Desde los doce pasos Shinji Kagawa no perdonó y remató al centro para poner el 0-1 para los japoneses.