Cristiano se dejó la barba para el partido ante Marruecos (EFE)
Cristiano se dejó la barba para el partido ante Marruecos (EFE)

Es sabido que los futbolistas más destacados del alto rendimiento no dejan ningún detalle librado al azar. Dentro de la cancha o fuera, en los entrenamientos. Tampoco lo hacen en su cuidado estético y por eso cada particularidad de su look puede ser interpretada tranquilamente como un mensaje.

Eso ocurrió con Cristiano Ronaldo en el segundo duelo del Mundial contra Marruecos. Las primeras tomas lo mostraron saliendo del vestuario con un detalle en su barba que bien podría pasar desapercibido si él mismo no hubiese instalado las teorías con su festejo en el primer gol ante España tocándose la barbilla.

El portugués le agregó un nuevo gesto a sus características celebraciones: se tocó la pera como si tuviese la barba de una cabra. Precisamente por ese animal se impusieron las siglas G.O.A.T (cabra, en inglés) que son interpretadas como Greatest of all times (el más grande de todos los tiempos).

Antes del inicio del Mundial, Lionel Messi posó para una revista norteamericana con una cabra, imponiendo el mote “G.O.A.T” que pesa sobre él desde abril de este año cuando marcó tres goles ante La Coruña. Desde las redes sociales se lanzó una fuerte campaña para relacionarlo con la sigla y el animal.

La foto de Messi con la cabra por el mote “G.O.A.T”

La foto de Messi con la cabra por el mote “G.O.A.T”

Lo llamativo fue que Cristiano se tocó la barbilla en el primero de sus tres goles ante España y no fueron pocos los que especularon con que eso estaba relacionado a la cabra. Horas más tarde, su amigo Ricky Regufe –parte de su círculo más íntimo– replicó un montajedel portugués con la cabeza de una cabra, en clara alusión a lo hecho por Messi.

Rápido de reflejos, el capitán de Portugal irrumpió en el Estadio Luzhniki para enfrentar a Marruecos con una naciente barbilla que nuevamente alimentó los rumores de su disputa tácita con la “Pulga” y el apodo que le impusieron en los últimos meses.

El look que lució el portugués en el segundo partido del Mundial (AP)

El look que lució el portugués en el segundo partido del Mundial (AP)

Si bien fue variando sus looks a lo largo de los años, el futbolista de 33 años siempre cuidó al máximo su estética y la barbilla no es algo que comúnmente utilice.