“Si yo no quiero que me vean el culo, no lo destapo. Así de simple”. Esta fue la frase que la doctora María Luisa Cordero dedicó en Primer Plano al caso de Karen Paola y la filtración de sus fotos íntimas donde aparece desnuda –VIDEO. VAYA A LA PARTE 6-.

En el estelar de Chilevisión se vieron dos opiniones diferentes a las que se venían manifestando en los paneles televisivos desde que, hace una semana, se dio a conocer el problema que afectó al rostro de Mega –MIRE AQUI EL DETALLE DE LA FILTRACION DE FOTOS INTIMAS SIN ROPA DE KAREN PAOLA-.

Primero Pamela Jiles aludió a la “cosificación femenina” a la que supuestamente se someten figuras como Karen Bejarano al tomarse este tipo de imágenes para dar en el gusto a los hombres. Y luego la doctora Cordero hizo referencia al supuesto “narcisismo” y “exhibicionismo” de la ex figura de Mekano al realizar fotos sin ropa y de contenido erótico.

Esto fue lo que se dijo en Primer Plano:

Pamela Jiles: “Yo nunca entiendo muy bien, posiblemente porque soy de una generación que no es la misma de Karen Paola, pero nunca entiendo muy bien cuál puede ser la gracia de sacarse fotos llamadas íntimas, y conservarlas. Incluso la imaginación me alcanza en que pudiese, en determinadas situaciones… No estoy aludiendo al derecho o no. Partamos de la base que tienen todo el derecho a sacarse las fotos que quieran. Me estoy haciendo una pregunta a partir de eso

“¿Cuál puede ser la gracia de sacarse unas fotos? Okey, de repente un jugueteo entre adultos. Perfecto. ¿Pero para qué conservarlas? Y sobre eso me hago pregunta ¿por qué siempre las que se sacan las fotos son mujeres? ¿Por qué nunca son hackeadas fotos de hombres? Es una pregunta que yo la valido, porque creo que dice relación de alguna manera con la…”

María Luisa Cordero: “La cosificación femenina”

Jiles: “Claro. de alguna manera las mujeres se sienten artefactos para servir para agradar a los hombres mediante la fotografía. Y eso las expone tremendamente”

Cordero: “Yo lo que quiero decir es que, de alguna manera… Que no se lo tome a mal la señora Bejarano… Es que la gente que sale en los medios, donde nos exhibimos, dentro de nosotros siempre existe la pulsión del exhibicionismo y del fisgoneo o voyerismo.

“Todos nosotros llevamos un mirón adentro y uno que se exhibe también adentro. Entonces, en el caso de la figura de la televisión, de alguna manera aparece el componente de la impunidad. ‘A mi no me va a pasar nada’. Y ella, si tú te fijas en pequeños detalles, tiene actitudes erotizadas. Tiene esto de poniendo la boca (estira los labios hacia adelante). ¿Me entiendes?

“Y esto que dijo la Pamela a mi me parece fundamental, que las mujeres se saquen fotografías a sí mismas para complacer a sus parejas, sus amores, ¡y guardarlas! ¡¿Qué sentido tiene?! Eso apunta a una cuestión entre narcisística e impune. Porque ¿a quién se le ocurre poner fotografías en estos artefactos que son tan vulnerables’. Porque los teléfonos son de una vulnerabilidad altísima”.

José Miguel Viñuela: “Doctora, le entiendo el punto, pero eso tampoco justifica que a una persona le…”

Cordero: “No. Es que siempre que hablamos de estos temas salimos con la cuestión del derecho a la intimidad. ¿Pero quién es el responsable de cuidar el derecho a la intimidad? Yo misma. ¿Por qué le voy a pedir a los demás que cuiden mi intimidad? (Aplausos en el estudio) No pues. Si yo no quiero que me vean el culo, no lo destapo. Así de simple. Perdón. Así de pragmático. ‘Pero no, pero es qué…’ Sí. Pero se exponen el riego a ser exhibidas”.

Viñuela: “Pero es que hoy día también existe una ley que ampara el derecho a la intimidad, pero finalmente estamos en una situación en que nunca pasa nada. Podríamos ir para atrás y recordar casos como, por ejemplo, Macarena Venegas, Alejandra Alvarez, Rony Dance”

Cordero: “Yo entiendo que a la Maca Venegas le encantaba sacarse fotos piluchas… A mi me hablaron de que tenía un verdarero álbum”.

/Glamorama

/gap