Pasó de todo, en el partido que Brasil finalmente le gana a Costa Rica en Rusia pasó de todo. Un encuentro que hasta el minuto 90 estaba empatado sin goles y que parecía marcar un nuevo bochorno para Sudamerica. Gran Actuación del arquero Navas, un penal cobrado primero y que el VAR echó para atrás cuando Neymar se disponía a ejecutarlo. Y al final, ya en lod descuentos, primero Coutinho y después Neymar le dieron la victoria al scratch.

Tanto le costó a Brasil que Neymar terminó llorando. Contra todos los pronósticos, quizá el máximo favorito a ganar el Mundial estuvo a cinco minutos de quedar complicadísimo en su grupo. Frente a la débil Costa Rica -y al poderoso Keylor Navas- los de Tite recién pudieron llegar al triunfo en el primer minuto de los seis que se habían dado de adicionados. De menor a mayor, pero con un segundo tiempo todo sudamericano, el arquero del Real Madrid fue el bastión de unos ticos que aguantaron casi todo el partido. Ney recién se enchufó en los últimos 20 minutos y a Brasil le alcanzó para llegar a cuatro puntitos en el grupo.

Con Neymar, Firmino, Douglas Costa, Coutinhho y Marcelo casi como otro extremo, Tite terminó en cancha con un equipo ultra ofensivo para quebrar a Costa Rica. Lo ganó con un centro que el delantero del Liverpool bajó en el área chica y un puntinazo de Coutinho que pasó entre las piernas del Real Madrid. Después, con el rival ya jugado, lo liqudó el 10. Antes, el árbitro había anulado un penal que había cobrado y el VAR lo ayudó a cambiar de opinión. Pero la sensación siempre estuvo: Brasil tenía recursos y podía quebrar un partido que se había presentado desfavorable, todo lo contrario a lo que vimos de Argentina.