A principios de abril, el presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, ordenó a las fuerzas de la ley “disparar a matar” a aquellas personas que violen los requisitos de la estricta cuarentena por la pandemia de Covid-19. Su orden era dirigida para la Policía y el ejército, según aclaró, y acusó a quienes no respetan las normas de poner en riesgo la vida de otros.

Este miércoles, el ex tenista chileno Marcelo Chino Ríos recordó aquella medida y reclamó a las autoridades de su nación que imponga algún tipo de castigo similar: “No sé que tipo de gobierno tiene este país, pero es cosa de matar a dos tipos que no respeten, y estoy seguro que ningún hueon mas se hace el lindo. Ojo, que es mi pensamiento personal, creo que cuando las cosas se salen de las manos, hay que poner mano dura”.

En Chile se han registrado ya más de 34 mil casos de los cuales 346 han muerto y 14 mil se han recuperado. Las autoridades decretaron este miércoles una cuarentena obligatoria en todo Santiago tras un aumento en 60% de nuevos casos de coronavirus en las últimas 24 horas. “La medida más severa que debo anunciar es una cuarentena total en el Gran Santiago”, donde están más del 80% de los infectados a nivel nacional, dijo el ministro de Salud, Jaime Mañalich.

La publicación de Marcelo RíosLa publicación de Marcelo Ríos

Ríos se encuentra actualmente en los Estados Unidos y en una entrevista esta semana también se mostró en contra de las pocas medidas que hay allí a pesar de ser el país con más casos de Covid 19 en el planeta: “Es el país más infectado y abrieron Disney. Puedes salir a la calle y todos siguen viviendo su vida. Entiendo poco lo que quieren hacer. Abren todo teniendo tantos contagiados. Yo salgo poco y no invito a nadie. Por eso la cuarentena me ha agarrado un olor que no sabes cómo sacártelo. Y una diarrea importante. Le agarré respeto a esto, porque el año pasado estuve con influenza y me quería matar. Y todavía no estoy listo para morirme. Si abren un centro comercial, no me voy a meter ni cagando”.

Más allá de la opinión de Ríos de asesinar a quienes rompan el aislamiento, en 2001 Chile aprobó sustituir la pena de muerte por la cadena perpetua efectiva de 40 años. La única salvedad en la que se mantiene es dentro de su código de Justicia militar, aplicable en algunos delitos en tiempo de guerra. Por lo tanto, esta opción no se está barajando de ninguna manera.

Con respecto al coronavirus, el ex tenista que fue número uno del ranking ATP en 1998, siempre se mostró preocupado. Incluso, a finales de marzo cuando apenas se registraban casos en el continente sudamericano había dicho: “Esta pandemia es terrible y uno sigue sin tomarle el peso, 100.000 infectados sólo en Estados Unidos, que angustia cuando uno no puede ayudar y siguen muriendo gente, nunca pensé que viviría algo así”.

/gap