Carabineros entregó este lunes el balance de la última jornada de restricciones decretadas producto de la pandemia del covid-19, la cual contó con 1.852 infracciones a nivel nacional y la entrega de más un millón de permisos temporales.

Así, la policía uniformada detalló que durante el toque de queda, que rige entre las 22:00 y las 05:00 horas, fueron 1.277 las personas llevadas a recintos policiales por infringir la medida sanitaria. De ellas, 788 ocurrieron en la RM y 489 en regiones.

Los infractores fueron trasladados hasta cuarteles policiales, a la espera que la fiscalía correspondiente determinara si debían quedarse en la unidad esperando el término de la restricción o volver a sus domicilios.

En esta línea, Carabineros además dio cuenta de 575 detenciones por hechos asociados a cuarentena, como transitar en zonas con dicha medida sin alguno de los permisos necesarios, falsificar documentos, entre otros. De estas, 128 ocurrieron en la RM y 447 en regiones.

También se informó la entrega de 6.668 salvoconductos para transitar en horario de toque de queda y 1.121.771 permisos para circular en zonas con cuarentena.

La mayoría de estos últimos fueron solicitados para realizar compras (1.031.248), entregar insumos a adultos mayores (60.011), pasear mascotas (17.715) y asistir a un centro de salud (11.737).

/psg