El Presidente obtuvo un 58% de aprobación, presentando una baja de dos puntos respecto a la semana anterior. Un 28% desaprueba su gestión.

En tanto, el gabinete ministerial sufre una caída significativa de su aprobación: alcanza un 41%, es decir, ocho puntos menos, siendo el nivel más bajo que registra la serie.