Si bien las solicitudes para acceder al Bono Clase Media comenzaron el sábado, a menos de 24 horas de entrar en vigencia la propuesta en el Servicio de Impuestos (SII) las personas empezaron a presentar problemas tanto por dificultades para acceder al formulario o por no estar considerados en el beneficio.

Más allá de las fallas técnicas en el sitio web del SII, el mayor problema registrado tiene que ver con que el aporte económico del Gobierno se calcula en base a los registros del SII de 2019. Esta situación dejó a parte de la población fuera del beneficio pese a que han visto disminuido sus recursos. Entre ellos están:

  • mujeres con prenatal en 2019
  • madres con postnatal en 2019
  • trabajadores con licencias médicas en 219
  • trabajadores que se incorporaron recientemente al mercado laboral
  • personas desvinculadas en julio de 2020

Lo que dice la ley

El sábado se publicó en el Diario Oficial la Ley N°21.252, normativa que permite a las personas solicitar un aporte económico, por una sola vez, entre el 1 y el 31 de agosto. Este aporte es el conocido como Bono Clase Media.

El beneficio va dirigido a las siguientes personas que que hayan tenido ingresos formales en 2019 iguales o mayores a $400 mil y menores o iguales a $2 millones y cuyos ingresos formales del mes de julio de 2020 hayan registrado una disminución de al menos un 30%.

  • Trabajadores dependientes que estén
    • acogidos al Seguro de Cesantía
    • pactado disminución de jornada laboral
    • pactado disminución de remuneración
    • se encuentren cesantes actualmente
  • Empresarios individuales
  • Trabajadores independientes

Sin embargo, el problema al momento de llenar el formulario para el Bono Clase Media fue las diferencias entre qué entienden las personas por “ingresos formales” con lo que establece el SII, ya que estos no sólo se refieren al sueldo.

Si bien el diccionario tributario del SII no especifica el concepto de “ingreso” o “ingreso formal”, la solicitud para el Bono Clase Media pide al usuario indicar su renta tributable de julio de 2020.

Se entiende como “renta tributable” el sueldo bruto sumado a todas las asignaciones que sean sujetas a impuesto, pero descontando las cotizaciones previsionales (AFP) y de salud (Fonasa o Isapre) sean obligatorias o voluntarias.

/gap