Siete meses pasaron para que Mega, luego del final de Icerde -que promedió 17,2 puntos de rating- volviera a apostar por una teleserie turca en horario prime. En dicho periodo, el canal hizo diversas apuestas, emitiendo una ficción brasileña, la repetición de la vespertina Si yo fuera rico, la serie nacional Martín, el hombre y la leyenda, The switch y Efecto mariposa.

La noche del lunes, la tradición que comenzó en abril de 2014 con Las mil y una noches, -detonando el boom de las telenovelas turcas en la pantalla local, aunque la tendencia estaba en pausa-, la retomó Madre, emitida inmediatamente después de Perdona nuestros pecados (alrededor de las 23.30 horas).

La nueva telenovela, éxito en su país en 2016 y 2017, llegó a un segmento que actualmente está tomado por programas de conversación: La noche es nuestra (CHV), Sigamos de largo (Canal 13), Así somos (La Red) y el late No culpes a la noche (TVN). Y aunque la competencia estaba difícil, Madre logró liderar en su horario durante su estreno. Con 17,9 unidades de rating, la teleserie ocupó el cuarto puesto de lo más visto del día.

“Más que una teleserie turca en el prime, lo que queremos es poner una teleserie que conecte con la audiencia. Historias que logren conectar con los patrones, las sensaciones, con la coyuntura del país”, explica Juan Ignacio Vicente, gerente de contenidos internacionales de Mega.

Madre cuenta la historia de una niña de siete años que es maltratada por sus padres, y que en el colegio conoce a una joven y solitaria fotógrafa. Ambas se encariñan y deciden huir para tener una vida nueva como mamá e hija.

“No solo es una historia muy bien contada. Es una historia muy en la coyuntura social del país ahora, y por eso sentimos que era el minuto adecuado para programarla. Es una historia que tiene un maltrato infantil muy violento. Nos permite conectarnos con la situación social que vive Chile, ya que ha estado en el tapete todo lo del Sename, y lo de los derechos infantiles”, dice Vicente.

/gap