La selección de Brasil derrotó por 2-0 a Serbia y se quedó con el primer lugar del Grupo E de la Copa del Mundo, resultado que le clasifica para jugar los octavos de final a partir del 2 de julio contra México, pero deja en su camino a la final a grandes rivales como Francia, Argentina, Uruguay o Portugal.

Por su parte, Suiza empató en los últimos minutos ante la eliminada Costa Rica y se quedó con el segundo lugar de su serie, por lo que se medirá el próximo 3 de julio con los sorprendentes suecos, que vienen de derrotar precisamente a los aztecas para quedarse con el primer lugar del Grupo F.