Durante la madrugada de este jueves el Vaticano informó que el Papa Francisco aceptó la renuncia de los obispos Alejandro Goic de Rancagua y Horacio Valenzuela de Talca. 

Goic estas ultimas semanas debió hacer frente a denuncias de conductas impropias y presuntos abusos sexuales cometidos por religiosos de su diócesis, lo que significó la suspensión de 14 presbíteros de la zona. El ahora exobispo de Rancagua era uno de los prelados que había presentado la renuncia a Francisco por haber cumplido el máximo de edad permitido. 

Valenzuela, en tanto, había estado cuestionado por ser uno de los sacerdotes formados por el expárroco de El Bosque, Fernando Karadima.

/gap