La primera dama de Estados Unidos, Melania Trump, se dirigía este jueves hacia la frontera sur con México y se espera que visite centros de detención para menores, en medio de una polémica por la separación de familias migrantes ilegales, según indicaron sus portavoces.

La visita, de la que no se conocen más detalles, se produce una semana después de que la esposa del presidente Donald Trump viajara a la ciudad fronteriza de McAllen, Texas, para reunirse con funcionarios que se ocupan de las familias detenidas al intentar cruzar ilegalmente la frontera. También se reunió con niños en una de las instalaciones.

Pero ese viaje fue eclipsado por una chaqueta que vestía con el mensaje en la espalda: “Realmente no me importa, ¿y a ti?”. La portavoz de la primera dama dijo que era solo una chaqueta, sin mensaje oculto, pero el interés en su desconcertante elección de moda fue una distracción del viaje de la esposa de Trump.

/gap