La selección de Japón ha hecho historia en el Mundial de Rusia 2018 al conseguir una clasificación a los octavos de final con un método jamás aplicado en la historia del torneo: la regla del ‘Fair Play’. El elenco nipón, que perdió 1-0 ante Polonia en el cierre del Grupo H, pasó la siguiente ronda por su cantidad de tarjetas amarillas y rojas.

El equipo asiático alcanzó la segunda fase por primera vez desde Sudáfrica 2010gracias a la nueva normativa del ‘Fair Play’ (juego limpio), que se aplica cuando dos equipos quedan igualados en puntos, diferencia de gol, goles a favor, y en los enfrentamientos entre sí.

Japón y Senegal terminaron igualados y la clasificación se definió por cantidad de tarjetas

Japón y Senegal terminaron igualados y la clasificación se definió por cantidad de tarjetas

Japón y Senegal terminaron ambos con 4 puntos e igualados en todos los aspectos mencionados, por lo que se recurrió la instancia de las tarjetas. Los Samuráis Azulesrecibieron cuatro tarjetas amarillas a lo largo de la fase de grupos, mientras que el combiando africano tuvo seis amonestaciones.

De esta forma, Japón quedó en segundo lugar detrás de Colombia, que terminó líder del Grupo H con seis puntos tras imponerse a Senegal por 1-0 con gol de Yerry Mina.

/gap