El gobierno presentará en las próximas semanas un proyecto para indultar a presos extranjeros, con el objetivo que cumplan sus condenas en sus países de origen.La iniciativa es similar a la ley aprobada en 2012, la que permitió la salida de cerca de 600 reos de distintas nacionalidades.

La medida beneficiaría a condenados a penas inferiores a cinco años y un día que hayan cumplido un tercio del periodo; los sentenciados a más de cinco años y un día con la mitad cumplida, y aquellos que cuenten con penas superiores a 10 años y que hayan permanecido en prisión tres cuartos de la condena.

Sin embargo, excluirá a los foráneos que estén presos por delitos graves, como secuestros, violación, parricidio, femicidio, homicidio, robo con intimidación o con violencia, robo en lugar habitado, lavado y blanqueo de activos y los condenados por narcotráfico, con la salvedad de quienes hayan estado involucrados en la venta de productos que contengan sustancias tóxicas, consignó La Tercera.

Los beneficiados no podrán ingresar a Chile en un plazo de 10 años y en caso de ser sorprendidos deberán cumplir el periodo de pena efectiva restante.

/gap