Las ilusiones de Panamá, (la selección del jugador de Universidad de Chile, Armando Cooper) de despedirse de su primera Copa del Mundo con una victoria, se desvanecieron este jueves al caer por 2-1 ante Túnez, en lo que fue su tercer revés de su histórico viaje a Rusia y con esto terminó siendo el equipo de peor rendimiento en el torneo.

Los panameños se fueron con las manos vacías, pero le regalaron a su país 270 minutos de alegría con cada una de sus salidas en el Mundial. El equipo dirigido por el colombiano Hernán Darío Gómez al menos se va de un tercer partido con un marcador estrecho después de sufrido goleadas en sus dos anteriores partidos ante Bélgica e Inglaterra.

En el último encuentro, Cooper no jugó, pero si lo hizo Gabriel Torres de Huachipato. Túnez venció 2 a 1 a Panamá con goles de Youssef y Khazri y terminó su participación en el Mundial de Rusia con un triunfo. Por su parte, los centroamericanos, que habían comenzado ganando gracias a un tanto en contra de Meriah, se despidieron sin puntos en su debut en una Copa del Mundo, pero con la alegría de haber marcado dos tantos.

Pasada la media hora de juego, la “Sele” se adelantó con un disparo desde fuera del área de José Luis Rodríguez que tocó en Yassine Meriah y despistó a su arquero, Aymen Mathlouthi.

Túnez tuvo más y mejores ocasiones para marcar, pero Jaime Penedo estuvo muy acertado en sendos remates de Rami Bedoui y Wahbi Khazri y un cabezazo muy peligroso de Fakhreddine Ben Youssef se marchó rozando la escuadra del arco canalero.

La selección centroamericana llegó a soñar con celebrar su primer triunfo mundialista, pero en el complemento Túnez, que también estaba eliminada, remontó con tantos de Youssef y Khazri a los 51 y 66, respectivamente, para cerrar su participación con tres puntos en el Grupo G.