Lo normal es que la cantidad de orina que el cuerpo produce se reduzca durante la noche, lo que nos permite dormir más horas seguidas. Sin embargo, despertarse para orinar es más común de lo que nos pensamos, sobre todo en la tercera edad. Conforme el cuerpo envejece, produce menos hormonas que sirven para que los riñones que no trabajen tanto durante el sueño. Además, la vejiga deja de ser tan elástica, lo que le impide retener tanto somo antes.

Hacer pis dos o más veces cada noche está relacionado con una disminución de la calidad del sueño y de vida.

La mayoría de los médicos están de acuerdo en que hacer pis una vez por la noche no suele ser un problema. Pero, en cambio, hacerlo dos o más veces está relacionado con una disminución de la calidad del sueño y la de vida (sensación de cansancio al despertar e, incluso, debilitamiento del sistema inmunitario). De darse tal caso, la medicina llama a esa condición nocturia y, los que la sufren, un incordio supino.

Beber demasiado líquido (un café o una copa tardía) puede aumentar la frecuencia de tus escapadas al baño durante la noche, sobre todo si tienen cafeína y alcohol. Que hayas ido al baño repetidas veces en una semana no significa que padezcas nocturia. Ante la duda, acude a tu médico, no sin antes anotar en un diario cuánto líquido bebes, cuánto vas al baño y cuánta cantidad orinas. También deberías registrar tu peso corporal a la misma hora todos los días.

Para prevenir los síntomas, la Organización Mundial de la Salud recomienda:

Seguir una dieta rica en vegetales y con un bajo contenido en carnes rojas, grasas saturadas, sal, azúcar y calcio.

Tomar cereales integrales y grasas de origen vegetal.

Evitar el sobrepeso y la obesidad haciendo deporte.

Duerme en posición horizontal (por ejemplo, no uses sillones).

Evitar los viajes largos (que nos obliguen a aguantar mucho tiempo sin orinar).

Una solución a la vista

Si eres de los que cada noche acudes a tu cita con el lavabo, aquí una buena noticia en la que encontrar alivio: la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) acaba de aprobar el primer fármaco para tratar la poluria nocturna, el exceso de producción de orina por la noche (que a su vez causa la nocturia).

Existe un vínculo entre orinar mucho por la noche y la depresión, aunque se desconoce si una es causa de la otra.

Este nuevo medicamento aumenta la absorción de agua a través de los riñones. En comparación con los que a los que les dieron una píldora placebo, los pacientes que tomaron Noctiva (el nombre del fármaco) fueron capaces de reducir sus visitas al baño a la mitad, y asimismo disfrutaron de más noches en las que solo se despertaron una vez o ninguna para orinar.

La nocturia, relacionada con otras dolencias

Sin embargo, la nocturia también puede ser causada por otros problemas más graves, como una infección de tracto urinario, la diabetes, la insuficiencia cardíaca congestiva o la apnea del sueño. En estos casos, el nuevo fármaco no sería útil y habría que acudir a otras soluciones. También puede ser preocupante si, en vez de en ancianos, se da en personas jóvenes.

Un estudio de 2013 sugiere que existe un vínculo entre la nocturia y la depresión, aunque se desconoce si una es causa de la otra. En cambio, como dice Ariana L. Smith, profesora de urología de la Universidad de Pensilvania, “tratar una, mejoraría la otra”. De hecho, el tratamiento con antidepresivos es cinco veces más común en ancianos con nocturia.

/psg