Shelby Chesnes es una bella modelo, nacida en Júpiter, Florida, Estados Unidos, el 14 de febrero de 1991. Curvas naturales, cabello castaño, ojos marrones y una simpatía a toda prueba. “No hay implantes, contactos o extensiones de cabello”, dice con orgullo. “Mi pelo, mis ojos, mis pechos, eso soy todo yo”. Proveniente de Júpiter, un suburbio de Miami, Florida, es mucho más que una modelo. Es una gran empresaria, con un título asociado y un negocio exitoso de bronceado en aerosol a su nombre. “Como sano, también”, asegura. “Trabajo todo el tiempo, pero no hay ninguna razón por la que no pueda comer bien en el camino. Siempre tengo un refrigerio saludable en mi bolso. Nunca, nunca me verás con una bolsa de chips de la estación de servicio”. Le encanta la playa: “viviría en bikini si pudiera”, asegura. Cuando tiene un par de horas para ella, pasea a su perro, o da un largo paseo por uno u otro de los senderos para bicicletas de Júpiter. Como modelo de desnudos y dueña de una pequeña empresa, Shelby es lo que algunos llamarían una mujer moderna, pero tiene algunos valores conservadores. “Nací el día de San Valentín”, dice, “y me gustan las cartas de amor, las flores y las cenas. Está un poco desactualizado, pero soy una romántica, y quiero que mis relaciones sean especiales”, finaliza.

/psg