El Ministerio Público resolvió ampliar la imputación de Hugo Bustamante, detenido por la muerte de Ambar Cornejo, a los cargos de violación con femicidio e inhumación ilegal.

La fiscal regional Claudia Perivancich describió que en el momento del crimen Bustamante “tuvo una discusión” con la joven. Luego, colocó un paño en su boca “accediendo carnalmente hasta ocasionar su muerte”.

Posteriormente, aseveró que el imputado “cercenó el cuerpo en 15 segmentos y lo visceró”. De igual manera, expresó que Bustamante “planificó los hechos descritos” y que utilizó tablas para modificar la estructura de su casa y, de este modo, ocultar el cuerpo.

“Se procuró de tener tablas y clavos para ocultar el cadáver”, dijo la fiscal.

La persecutora expresó que Bustamante realizó a partir del 20 de julio (es decir, 9 días antes de la desaparición de Ámbar) búsquedas en internet con términos tales como: “precios de armas eléctricas”, “uso de cloroformo para dormir”, “tortura china”, “torturas para doblegar la voluntad”, entre otros de similar tenor.

Por lo anteriormente señalado, la Fiscalía solicitó la prisión preventiva de Hugo Bustamante, asegurando que el imputado tuvo “desprecio por la condición de mujer y de niña” de Ámbar.

Cabe consignar que esta audiencia se realiza de forma telemática, como medida de seguridad en medio de la pandemia de coronavirus.

“El carácter de los delitos cometidos reviste una manifestación creo, pocas veces visto en nuestro país, del profundo desprecio que el señor Bustamante tiene contra la vida humana, contra las mujeres y contra los niños”, expresó Patricia Muñoz, Defensora de la Niñez, una de las partes del caso.

Pese a ello, una cantidad indeterminada de personas se encuentra reunida fuera del tribunal de Villa Alemana para exigir justicia para Ámbar.

En tanto, Hugo Bustamante sigue atento a su destino judicial desde la Cárcel de Alta Seguridad, en Santiago.

/psg