El Séptimo Tribunal Oral Penal de Santiago sentenció a Carlos Alberto Saldaña Jara (21), el llamado “rey de los portonazos”, a presidio perpetuo calificado por su participación en una seguidilla de delitos cometidos en cuatro horas en 2016, en la que una de las víctimas resultó muerta.

Esta pena implica un mínimo de 40 años de cárcel antes de recibir cualquier beneficio penitenciario, y se suma a otros 33 de presidio que Saldaña ya está cumpliendo por delitos similares a los presentados en el juicio. La Fiscalía Metropolitana Oriente destacó que la sentencia de hoy es la más alta dictada hasta ahora para este tipo de delitos.

Junto a este individuo, también fue sentencia a presidio perpetuo calificado su cómplice Danitza Javiera Manríquez Hernández (21), mientras que C.B.R.P., menor de edad al momento de los hechos, se le sentenció a una internación de 10 años en un recinto del Sename. A los tres se les acusó por dos delitos de robo con homicidio, 6 robos con violencia, 2 robos con intimidación, un robo en lugar no habitado, un delito de porte ilegal de arma y otro por abuso sexual.

Los hechos por los que acusó el fiscal Pablo Antúnez ocurrieron durante la noche del 6 a 7 de febrero de 2016, fecha en que el trío realizó una serie de delitos en las comunas de La Florida, La Cisterna, Macul, Santiago Centro y La Granja. En el más grave de ellos, la víctima Mario Burgos recibió un balazo en el tórax por oponerse al robo de su vehículo.

/gap