Aunque la mañana del martes varios diputados de RN tenían la convicción de acudir al Tribunal Constitucional (TC) para que se pronuncie sobre el dictamen que emitió la Contraloría -que declaró ilegal el protocolo del gobierno en el marco de la ley de aborto en tres causales-, por la tarde el escenario cambió.

Durante el almuerzo de bancada en Valparaíso, el presidente de RN, Mario Desbordes -quien en junio pasado, durante una reunión del comité político, planteó junto a la presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe, la idea de acudir al organismo- propuso a los diputados que antes de acudir al TC presenten un escrito a la Contraloría para que se pronuncie sobre los alcances de su dictamen.

Y la propuesta de Desbordes fue acogida por la bancada. “Vamos a hacer una presentación a la Contraloría para que ojalá nos aclare cuál es la visión que tiene respecto de las consecuencias que tiene un ente privado al recibir fondos públicos. Dependiendo de la respuesta de la Contraloría, vamos a ver si procede o no recurrir al TC. Si la Contraloría no responde en los plazos correspondientes, lo lógico sería acudir al TC sin conocer la opinión de Contraloría”, dijo Desbordes.