Los plazos se acaban y Donald Trump no da señales de revertir su decisión de imponer aranceles por US$34 mil millones a las importaciones chinas a partir de este viernes. Un anuncio que había sido visto todo este tiempo más como “un gallito de poder” entre la primera economía y el gigante asiático, pero que pareciera estar a punto de concretarse y, de hacerlo, haría estallar la tan nombrada guerra comercial.

En medio de este escenario de incertidumbres y de tensiones económicas que han llevado a los mercados emergentes a sufrir la fuga de capitales y el descenso del precio de los commodities, el ministro de Economía, José Ramón Valente, analizó cuán perjudicial sería para Chile que el enfrentamiento de las potencias se concrete mañana y se refirió al modus operandi de Donald Trump en este tipo de situaciones.

“Creo que, con toda la experiencia histórica que tiene el mundo respecto de lo perjudicial que son las guerras comerciales, debiéramos esperar, razonablemente, que una guerra de alto nivel no ocurra”, opinó a Emol el secretario de Estado. Sin embargo, se refirió a la “estrategia negociadora” que ha caracterizado al Presidente Trump.

“En el fondo es negociar, pero negociar con la artillería en el campo de batalla y no solamente por la vía diplomática”, explica Valente y agrega que considera probable, dado el aumento en la tensión entre ambas potencias, que esta guerra comercial se desate “para después ceder”.

Pero el ex empresario se declara optimista y vislumbra que “en general, el partido republicano es un partido liberal desde el punto de vista económico y, por lo tanto, en el largo plazo lo que quieren es el libre comercio, entienden que el libre comercio es bueno y que lo que el Presidente Trump ha dicho es que quiere un ‘fair trade’, un comercio libre y justo”.

“Que entremedio de todo eso lo que se esté produciendo sea una guerra comercial, es bien lamentable, pero dado lo que todos conocemos y cuál es el objetivo final (el ‘fair trade’), yo espero que sea algo de corto plazo y que no dure mucho tiempo”, puntualizó el economista.

Efectos en Chile y en el crecimiento económico mundial

Consultado por las implicancias que esta disputa arancelaria le podría traer a Chile más allá de la baja en el precio del cobre, Valente hace un análisis considerando las experiencias mundiales anteriores.

“Cuando uno mira las series históricas, hay algo que se da claramente: la correlación entre el crecimiento del comercio y el crecimiento de la economía mundial”.

Por lo tanto, “tenemos que entender que si el crecimiento se aplana, si es que cae por esta guerra comercial, probablemente eso va a tener repercusiones sobre el crecimiento de la economía mundial y eso sí que es importante para nosotros”.

Hasta ahora, el crecimiento en Chile ha sido sostenido en los últimos meses, con Imacec sobre el 4% tanto en abril como en mayo. Sin embargo, hay que tener en cuenta que producto de esta inminente guerra comercial, el cobre se ha hundido y este jueves llegó a su mínimo en 11 meses. Esto afecta a la principal exportación del país y una baja sostenida sí podría impactar el crecimiento futuro.

/gap