La nieta y abogada del general (r) Héctor Orozco, Alejandra Sepúlveda, pidió oficialmente indulto presidencial para su abuelo, ex director de la Dine y ex director de Televisión Nacional condenado por dos homicidios ocurridos en dictadura.

El ex militar ingresó a los 89 años al Punta Peuco. Ese 21 de agosto de 2017, acudió en bata y zapatillas a cumplir sentencia emitida por la Corte de Apelaciones de Valparaíso, que lo condenó a 10 años y un día de presidio.

Sepúlveda apeló de la resolución, exponiendo que el general en retiro padecía un tipo de alzhéimer, según daban cuenta dos informes, uno de una clínica particular y otro del Hospital Militar. Sin embargo, el Servicio Médico Legal (SML) emitió un informe donde confirmó que el ex director de Inteligencia del Ejército puede seguir cumpliendo su condena.

“El evaluado no presenta una enajenación mental o grado de enfermedad mental que le impida cumplir de forma efectiva la sanción impuesta por la sentencia”, expuso el documento oficial.

Orozco fue condenado por los homicidios de Rigoberto Achú Liendo y Absolón Wegner Millar, ocurridos el 13 de diciembre de 1973 en la ciudad de San Felipe. Según el fallo, las víctimas, quienes habían sido detenidos en los meses de septiembre y noviembre de ese año, respectivamente, fueron sacados desde el lugar de su reclusión -Cárcel Pública de Felipe- entre las 22:00 a 23:00 horas, para ser llevados a la Fiscalía Militar.

/gap